Mujer al volante… ¡5 discusiones constantes!

No hay comentarios todavía

¡Hola chicos! En :DriveSmart nos preocupa mucho vuestra situación sentimental. Queremos que tengáis el corazón contento y lleno de alegría. Y, como somos expertos en saber lo que a una mujer le duele en el alma que hagas en el coche, te damos 5 claves para que nunca caigas en estos errores. ¡Cinturón puesto que empezamos!

Ejercer de copiloto marimandón

“Cuidado con el coche de la izquierda”. “Dale dale, que no quiere aparcar”. “Zzzzzz, llegamos mañana”. “Si lo llego a saber cojo el autobús”.

No, no es buena idea. Ni se te ocurra pronunciar una de estas frases mientras conduce es ella la que conduce… A no ser que quieras tener que comprarte una caña de pescar y descargarte una app de estas de buscar novia, donde el 90% de usuarios son hombres que también buscan novia. Cosas de la vida.

Desinstalarle :DriveSmart

Las mujeres son muy competitivas: quieren ser las mejores, y teniendo en cuenta que la conducción positiva engancha (y mucho) es una idea descabellada el que no le dejes usar la app de moda cuando se monta en el coche. Ni tienes que interactuar con ella ni te va a molestar en ningún momento. Esto lo decimos en relación a  la aplicación. A tu mujer cuídala.

¡Mujer tenías que ser!

Entendemos que eres capaz de no ser tan descerebrado de soltarle algo así a ella mientras conduce, pero tampoco lo hagas a ninguna otra conductora que pase cerca. Haga lo que haga, tanto si te golpea el coche como si te hace una peineta. Prohibido terminantemente.

Cambiarle el dial de la radio de manera compulsiva

Podemos llegar a entender que lo que menos gracia te pueda hacer en el mundo cuando te montas en el coche sea escuchar a Jennifer López, Enrique Iglesias o Marc Anthony, que quien más quien menos baila “La Gozadera” cuando estás de fiesta y te has tomado una copa, pero da igual, ese no es el asunto. Estás en el coche, ella va conduciendo y, salvo que quieras volver a casa en transporte público, no toques la radio. ¡Ni la mires! Por si acaso.

“Ahí te entra un autobús”

Cuando te pregunta si el coche le entra o no en ese hueco, no es para que le sueltes una frase que le haga sentir una inútil al volante, sino para que le asesores y apoyes. “Yo creo que sí, inténtalo, que se te da muy bien aparcar”. Aunque sea mentira, este tipo de respuestas dan mucho ánimo. Y eso es lo más importante para confiar en uno mismo. No seas pardillo, la sinceridad está sobrevalorada.

Sí, lo sabemos. Todas estas recomendaciones son de sentido común, sí. Pero aún así… ¿cuántos enfados y discusiones se desatan en una relación por este tipo de situaciones? ¡Sé un copiloto smart!

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog