Reino Unido adelanta a España con los vehículos autónomos

No hay comentarios todavía

España pierde una oportunidad única de convertirse en referente de las pruebas de vehículos autónomos en el mundo. Y es que sólo cuatro de los estados de Estados Unidos permiten las pruebas en carreteras convencionales.

El coche autónomo es el futuro

Ya nos lo han demostrado varios modelos, entre ellos el Mercedes Benz F015, capaz de robarle el corazón a cualquiera. Hoy en día, tecnológicamente hablando, este modelo ya es viable al 100%. De hecho podría describirse como un salón con ruedas. Basta con subirse y accionar el botón indicado dónde se quiere ir. Durante el camino te relajarás leyendo o escuchando música, sin tener que mirar a la carretera. Con la tecnología a punto, sin embargo, el problema es otro: la legislación.

El ritmo al que la tecnología avanza es absolutamente vertiginoso. Mucho más rápido que lo que lo hacen los gobiernos de todo el mundo. Y sin duda esta es una oportunidad que nuestro país no está aprovechando. Es un hecho: el sector del automóvil europeo lleva años tentando a España para que se convierta en la cabeza del continente en cuanto a pruebas de vehículos autónomos. Pero… ¿Por qué?

El lugar perfecto en Europa para probar vehículos autónomos

España es uno de los países de Europa en los que más pruebas de automóvil se realizan por dos aspectos clave:

1. Temperaturas y orografía muy variable en cortas distancias

En las distintas pruebas que se realizan a los coches resulta imprescindible ver cómo reaccionan a distintas altitudes, temperaturas y terrenos, y eso es sencillo en nuestro país, ya que son cortas las distancias que separan una fría carretera de alta montaña de una de playa con temperaturas elevadas.

2. Cultura automovilística muy arraigada

Muchas marcas del sector automovilístico cuentan con fábricas en nuestro país, por lo que el ahorro de dinero y tiempo es importante para los probadores.

El Reino Unido nos ha comido la tostada

¿Estamos perdiendo la oportunidad de reaccionar y convertirnos en un actor principal de un mercado que, según estimaciones realizadas por el Reino Unido, estará valorado en cerca de un billón y medio de euros de aquí a 10 años?

Revisando nuestro Reglamento General de Vehículos observamos que las cuestiones relacionadas con la realización de pruebas y ensayo de vehículos las recoge el artículo 47 del Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, por lo que, con una simple modificación, se podrían poner en marcha, introduciendo las regulaciones que se estimen necesarias (la obligatoriedad de que haya un conductor al volante, para reaccionar en caso de que falle el sistema, por ejemplo).

Pero, como en tantas otras iniciativas relacionadas con la ciencia y la investigación, ha sido otro país quien ha legislado al respecto, en este caso Reino Unido, quien albergará todo tipo de pruebas en abierto a partir del próximo mes de junio. España, mientras tanto, dejará que otros se lleven los méritos. Y los beneficios…

Hasta aquí, los hechos y a partir de aquí, los sentimientos: ¿os gusta la idea de que los vehículos autónomos puedan “invadir”, literalmente, nuestras carreteras en unos años? ¿qué os parece que los conductores nos convirtamos, con ellos, en meros “por si acaso” falla la tecnología? Y la pregunta del millón: ¿os habría gustado que hubiese sido España pionera en acoger las pruebas del coche autónomo?

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog

Histórico