El origen del safety car en la Fórmula 1

No hay comentarios todavía

El safety car es uno de los elementos más temidos en la F1. Su aparición en pista siempre se produce como consecuencia de una colisión o la presencia de algún elemento que dificulte la conducción o ponga en peligro la seguridad de los pilotos y siempre es la causa del desorden de las carreras ya que, si bien las posiciones se mantienen, las distancias que hay entre unos bólidos y otros… se esfuman. Los pilotos doblados aprovechan a desdoblarse, se colocan en fila india hasta que se solventa la incidencia que ha provocado la salida del coche de seguridad y se relanza la carrera.

Un Porsche 911, el primer safety car de la historia

Porsche 914, en 1973: el origen del caos

El primer safety car de la historia entró por la puerta grande de la Fórmula 1 en 1973, conducido por el piloto Eppie Wietzes, un precioso Porsche 914 que compró el propio Bernie Ecclestone (sí, el tito Bernie ya era el mandamás hace 42 años) y generó un auténtico caos y el desconcierto entre los pilotos. Las instrucciones en base a su aparición fueron mínimas, no existía una normativa al respecto y se sembró el pánico: ni los propios pilotos sabían quién había ganado.

Fiat Tempra, en 1993: lento pero seguro…

Tal fue el despropósito que hasta 20 años más tarde, en 1993, no volvió a aparecer un safety car en la máxima competición, un lento y tedioso Fiat Tempra que, eso sí, esta vez tenía unas instrucciones claras. Llegó para quedarse.

Fiat Tempra, el segundo coche de seguridad de la historia, en 1993

Mercedes (corazón) Safety Car

Mercedes es, desde 1996, el suministrador oficial y exclusivo de los coches de seguridad de la Fórmula 1. Tanto es así que ya han paseado por los circuitos del mundo entero los modelos C 36 AMG, CLK 55 AMG, CL 55 AMG, SL 55 AMG, CLK 63 AMG, SL 63 AMG, SLS AMG, SLS SMG GT y AMG GT S. Casi nada.

Mercedes Benz CLK 55 AMG, safety car de la F1 desde 1996

Desde el año 2000 el conductor oficial es Bernd Mayländer, piloto de 43 años con experiencia en múltiples competiciones y ganador de las 24 Horas de Nürburgring. Su acompañante permanente es el analista de la FIA Peter Tibbetts, de 59 años, encargado de controlar la radio y las pantallas que van colocadas en el interior del coche, en contacto directo con dirección de carrera para velar por la seguridad de ellos mismos y de todos los pilotos.

Un accidente, lluvia extrema, algún elemento en la pista… El safety se mantiene agazapado a la salida del pit lane, a la espera de que se le llame, aburrido pero tranquilo, y aunque su llegada pueda suponer un stand by del espectáculo, todo sea por la seguridad. Pilotos de F1, no odiéis al coche de seguridad, ¡abrazadlo!

DriveSmart, la telemetría de la F1 en tu coche

El espíritu de la carrera reina es accesible (y gratuita) para todos los conductores con alma de piloto a pie de calle y sin necesidad de safety car. La clave está en descargar la app :DriveSmart en tu Android o iPhone, ponerte en marcha y sentirte como un auténtico piloto de Fórmula 1, pero… ¡cuidado con el acelerador! En la carretera, en vez del vehículo de seguridad lo que puede aparecer es un coche de Guardia Civil saludándote.

¡#YoTambiénSoyPilotoDeF1!

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog