Por qué la Fórmula 1 se llama Fórmula 1

No hay comentarios todavía

La Fórmula 1 es la competición reina del automóvil. Es, sin duda, la que más dinero y atracción genera en todo el mundo, aunque esté de capa caída porque algunos aficionados consideran que ha perdido emoción, que los Mercedes dominan de manera apabullante el mundial, y que ya no huele a gasolina ni el sonido del turbo es como antes.

No obstante, casi todos los pilotos del mundo luchan con uñas y dientes por alcanzar el sueño de llegar a conducir en algún momento de su vida un coche de F1. Como somos tan curiosos, nos hemos preguntado, ¿acaso todos ellos saben el porqué de llamar así a la categoría reina? Si tú tampoco lo sabes, tranquilo, arranca DriveSmart cuando te montes en el coche, que la conducción positiva es la caña, y presta atención: ¡te lo contamos todo!

El diccionario, tu amigo

En primer lugar, vamos a acudir a una de las fuentes de sapiencia por antonomasia: el diccionario de la RAE. Clarifiquemos conceptos.

Fórmula, del latín formula:
3. f. Composición de una mezcla e instrucciones para su elaboración.

Uno, del latín unus:
9. m. Unidad, cantidad que se toma como término de comparación.

De acuerdo, no nos ha valido esto de mucho, la verdad. Estás igual que hace un rato, lo sabemos, tranquilo, que ahora viene la explicación buena.

El primer carrerón del planeta

En :DriveSmart ya te hemos hablado de la primera carrera de coches de la historia, aquella que sentó las bases del resto de competiciones del mundo, en el año 1894, incluida la F1, por supuesto.

En 1906 se celebra el primer certamen de automovilismo tal y como los conocemos hoy en día, organizado por el Club del Automóvil de Francia, en el circuito de Le Mans.

1922 es uno de los años de explosión en cuanto al interés que las carreras de coches empiezan a despertar. En parte por la llegada de grandes premios a países como España, Bélgica o Italia. Dos años más tarde, en el 24, se constituye la primera asociación automovilista, la Asociación Internacional de Clubes de Automóviles Reconocidos (AIACR).

La Segunda Guerra Mundial, las carreras y la FIA

Entre los años 20 y los años 40 se producen decenas de cambios en el reglamento. Con respecto a lo que los coches debían o no llevar, si tenían que estar o no pintados, con la llegada, además, de los avances en la mecánica de los mismos. Pero todo este se frena por la irrupción de la Segunda Guerra Mundial.

1947 es un año clave para la historia. La antigua AIACR se convierte en la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) y cambia el panorama para siempre. En 1949 se anuncia la creación de una competición con la que unir todos los grandes premios que se celebraban hasta entonces, pero no fue hasta el 53 cuando la Fórmula 1 entra con toda su pompa y esplendor en la vida de los amantes del motor.

Hemos llegado, por tanto, al quid de la cuestión: el nombre viene dado por el reglamento que confeccionó la FIA. Ahí se recogen todas las especificaciones técnicas que han de cumplir los vehículos que quieran participar en esta disciplina, la más relevante e importante, la número 1.

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog