¡Ojo, conductor! ¿Son peatones… o ladrones?

No hay comentarios todavía

La necesidad, dicen, agudiza el ingenio. Y la necesidad de continuar sorprendiendo en el arte clásico de robar aumenta las exigencias del ingenio.

En los tiempos que corren aquellos que gustan de lo ajeno han encontrado en las carreteras de nuestro país una nueva forma de asalto al descuido. De hecho, en el centro de Madrid comienza a extenderse una nueva modalidad de esta práctica. Al mejor estilo de los históricos rateros de esta Villa y Corte.

Sorpresa, confusión… y confianza: las claves del robo

Bolsos, carteras y receptáculos ajenos son los principales objetivos de estos “nuevos” rateros que operan en los pasos de cebra. Estos peatones malhechores basan toda su “elaborada técnica” de asalto en una novedosa y revolucionaria fórmula que conjuga la sorpresa y la confusión con el exceso de confianza y buena fe de conductores inocentes.

La víctima: conductor de coche “Premium” y…

El último caso data de hace apenas unos días y ejemplifica a la perfección el perfil de la víctima ideal: conductora que va al volante de un vehículo de alta gama con el bolso sobre el asiento del acompañante.

El “modus operandi”

Localización: Paso de cebra. Con cuanta más gente, mejor.

Entre los peatones se camuflan dos infiltrados que ni son peatones reales ni quieren ni necesitan cruzar la calle.

Los ladrones, a pares…

Son, en realidad, los cacos y suelen operar por parejas para “repartirse” el trabajo. Uno de ellos simula ser atropellado por un coche (que, por supuesto, corresponderá a la categoría “Premium”) y no duda, para dar aparatosidad (y vistosidad, que para eso han desarrollado un “plan elaborado) en lanzar al aire todos los objetos que lleva encima: llaves, hojas de papel, bolsas… Lo que sea.

La buena fe del conductor…

La reacción instantánea del conductor es apearse del vehículo, incluso aunque sea consciente de no haber alcanzado a nadie. Este es el momento crítico en el que el compinche del falso atropellado se encarga de ejecutar la maniobra de rateo que se centrará en abrir la puerta del copiloto del coche y sustraerle en un segundo todo lo que lleve a la vista. Y desaparecer, por supuesto.

¡Pies para qué os quiero!

Mientras tanto, el “herido” aprovecha la confusión que ha suscitado su cómplice de aventuras para esfumarse si es lo suficientemente rápido o para incorporarse del suelo asegurando que está bien y que no quiere hacer parte alguno si no lo ha sido tanto. La elección de una u otra opción dependerá, básicamente, de lo desapercibida que haya pasado la actuación de su colega.

La clave en el caso más reciente, la conductora

En el último caso sucedido en Madrid,  la rápida reacción de la conductora y la colaboración ciudadana hicieron posible capturar al cincuenta por ciento de la pareja de peatones malhechores. En cuanto la conductora se dió cuenta del robo, solicitó ayuda a los vecinos y personas que se encontraban en la zona, que consiguieron retener a la ladrona, quien fue detenida cuando llegó la dotación policial e ingresada en los calabozos de la Comisaría a la espera de ser puesta a disposición del Juzgado de Guardia al día siguiente.

El atropellado logró, sin embargo, huir a la carrera sin ser capturado. Y lo que es peor: cruzando pasos de peatones en los que podrá establecer el escenario de su próximo asalto…

El consejo para mantener a los ladrones a raya

¡Máximo cuidado al circular por el centro de la ciudad, conductores! En estos momentos, el foco está en Madrid, pero puede replicarse el “modelo de negocio” en cualquier sitio. Y también en estos momentos seleccionan a las víctimas a las que saquear en función de lo caro que sea el coche que lleve, pero en cualquier momento pueden cambiar sus prioridades ante un buen reclamo que mangar…

Por ello, siempre que circuléis por zona urbana la recomendación pasa por llevar siempre los seguros puestos y, ante una actuación similar, no os precipitéis al descender del vehículo… Y si lo hacéis, llaves en mano y cerrando inmediatamente el coche para mantener a los cacos lejos, muy lejos…

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog