¿Por qué las matrículas de los coches no llevan vocales?

2 comentarios hasta ahora

Cuando vamos por la carretera, tenemos que tener todos los sentidos al volante. No cabe distracción alguna en nuestro viaje. Nosotros, de hecho, incorporamos en la app la función intrínseca de no molestaros en ningún momento. Antes de meter primera, se arranca la app. Y  hasta que no llegas a tu destino, la app calladita. Como si no fuera ahí a tu lado.

En todo este proceso, sólo debemos fijarnos en las señales de la carretera. Y en los espejos retrovisores para avistar a nuestros compañeros de carretera. Pero hablando de nuestros colegas de viaje… ¿A que siempre echas un vistazo rápido a sus matrículas? Si te imaginas combinaciones inverosímiles para que tengan sentido, como si concursaras en la ruleta de la suerte… Este post te va a interesar. ¡Vamos a contarte la historia de las matrículas!

El DNI de los vehículos, desde el siglo XX

El Documento Nacional de Identidad es a las personas, lo que la matrícula representa para los coches. Es el certificado que determina su identidad. En España, el uso de las matrículas comienza a utilizarse a principios del siglo XX. Concretamente, en el año 1900. Y el primer sistema utilizado, el llamado provincial numérico, estuvo vigente hasta 1971. Este se componía de una sucesión de números aleatorios, junto a las letras que representaban las iniciales de cada una de las provincias de nuestro país.

Después de 1971, se cambió hacia el sistema provincial alfanumérico. Consistía en 2 letras correspondientes a las iniciales de la provincia en cuestión y 4 cifras numéricas aleatorias. Y para rematar la serie, una combinación de 2 letras al azar. Este sistema, aunque optimizado, es el que funciona en la actualidad. Se denomina como sistema nacional y entró en vigor el 18 de septiembre de 2000. Eliminó por completo la referencia a la provincia donde se realizó la matriculación del vehículo. Y por tanto, se introdujeron 4 cifras y 3 letras, además de una franja con el icono de la bandera europea.

Combinaciones prohibidas, letras prohibidas

Pero las letras que se introducen en las matrículas no son todas. De hecho, existen varios tipos de vetos. Las vocales son uno de los tipos de letra que están censurados. Y esto está relacionado con evitar que se den casualidades como sucesiones de letras que pueden resultar hirientes. O que pueden significar algo por sí solas.

Por ejemplo, habiendo vocales se puede dar la circunstancia de que haya coches con la matrícula ‘ETA’, ‘FBI’, ‘GAY’, ‘ONG’… Que son acrónimos que pueden herir sensibilidades. O palabras malsonantes como ‘ANO’, ‘PIS’ o ‘PEO’, por ejemplo. En España también se restringió la utilización de las letras Ñ y Q. En estos casos, por evitar conflictos en cuanto a la visualización, ya que la Ñ se puede confundir con la N. Y la Q depende de la distancia que la miremos, puede hacer las veces de O.

En Austria, además de adquirir este tipo de medidas, han dado un pasó más allá. Han censurado, a mayores, alrededor de 30 combinaciones de letras y números que pueden dar lugar a interpretaciones políticas fascistas. Es el caso de series como HJ, SS, 1919, 18, 88 o NS que son acrónimos que gozan de significado en el ámbito del nazismo.

Y tú, usuario :DriveSmart¿Cuál es la combinación de cifras y letras más curiosa que has visto en carretera? ¿Crees que deberían prohibir alguna serie más aquí en España? Aquí abajo está nuestra sección de comentarios… ¡Y estamos deseando leerte! 🙂

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios en “¿Por qué las matrículas de los coches no llevan vocales?”

  1. Muy curioso lo den utilizar las letras vocales en la matrícula de los coches. Muchas gracias por la información.

Buscar en nuestro blog