Las leyes más absurdas de tráfico… ¡aún vigentes!

No hay comentarios todavía

Tenemos muy poca voluntad para deciros que no. Y lo sabéis. Por eso, cedemos a la petición popular y volvemos a la carga con la tercera entrega de las leyes más absurdas, esta vez con las relacionadas directamente con el tráfico. ¿Preparados para la aventura?

Lleva suelto para aparcar… ¡el elefante!

En Florida, si se da la situación de que te llevas al elefante de paseo y has de dejarlo atado, pongamos por ejemplo, en un parquímetro, te avisamos de que te toca pagar el mismo importe que si hubieses dejado el coche aparcado. Sí, Si más ecológico es, pero a ver quién limpia los “regalitos” que va dejando el animalito…

“¡Por favor, atropélleme!”

En Columbia parece que no son muy amigos de los peatones, y es que si, para evitar el inminente atropello de un vehículo a motor, un peatón salta y daña el coche, le toca pagar por los daños causados. Aunque sea un paso de cebra, sí. No nos imaginamos si el atropellado es el elefante, la factura puede ser de aúpa.

78$, eso vales en Florida

Florida ocupa el segundo lugar en ciudades poco sensibles con los peatones. ¡Y tenemos las pruebas!  Si vas andando y eres atropellado la única indemnización a la que tienes derecho es esa menudez: 78 dólares.

¡No molestes a los bocatas!

Si pitas en Arkansas después de las 21:00 horas te multarán. Pero… ¡ojo!, no en cualquier lugar de Arkansas, no, sino siempre y cuando estés cerca de un establecimiento donde se vendan bocatas y bebidas frías: ¡respeta el descanso de los emparedados!

No hay semáforo que valga

Si por casualidad te pones a conducir en el estado de Oregón, ten en cuenta una clave básica de la seguridad vial: siempre puedes girar hacia la derecha si estás frente a un semáforo, ¡aunque esté en rojo! No sabemos qué opinarán nuestras autoridades locales de esta ley tan curiosa, aunque te lo puedes imaginar con la afición que tienen a poner cámaras en los semáforos o “foto-rojo”.

Conductor, a tu asiento

En el Reino Unido, atención, solo se puede conducir desde el asiento del conductor. Es tan obvio que asusta, pero por lo visto más de un ciudadano de la Gran Bretaña siente la necesidad de conducir desde otros lugares distintos al habilitado para tal fin, y claro, han tenido que legislar al respecto. Y siguen haciéndolo, claro.

“Hola oveja, ¡adelante por favor!”

Nos quedamos en el Reino Unido para contaros dos “animaladas” muy… curiosas. ¿Que eres pastor y tienes que pasar con tu rebaño de ovejas por el Puente de Londres? Adelante, no vas a tener que pagar peaje por cruzar el río Támesis, como tampoco lo vas a tener que pagar si pasas por Cheapside, una de las calles de la City londinense, pero aquí no puedes hacerlo con las ovejas, sino con tus gansos. ¿Qué cara pondrían los trajeados y estirados del corazón financiero de Londres si se diese el caso?

Linternas, cámara y… ¡acción!

Cerramos como debe ser, con una de las leyes más absurdas que nos hemos encontrado, y nos vamos para ello hasta la bella Alabama, ya que en esta región sureña puedes conducir en dirección contraria en una calle de único sentido siempre y cuando lleves en la parte delantera de tu vehículo una linterna. Sí, una linterna. Pero no cualquier linterna, no. Una linterna encendida.

¿Cuál te parece la ley más interesante que podemos proponer a la DGT? Lo que también es legal (y gratis) es la app :DriveSmart, tanto para tu Android como para tu iPhone, al menos de momento, pero date prisa y descárgatela antes de que nos prohíban por… ¿molones?

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog

Histórico