Carburante de invierno en verano = ¿Averías?

No hay comentarios todavía

Gasolina y diésel: ¿de invierno… o de verano? Aunque la pregunta puede sorprender a muchos, lo cierto es que, en efecto, el carburante que repostamos en nuestros vehículos tienen una composición diferente según la estación del año.

El 1 de mayo debería comenzar a suministrarse el carburante de verano. Debería. Sin embargo, la reducción del 90% del consumo de diésel y gasolina a causa del confinamiento ha cambiado el calendario. Y todo porque los carburantes de invierno cuentan con un elevado stock al que se ha de dar salida. 

Pero, ¿qué diferencia existe entre la gasolina de invierno y la de verano? ¿Cuándo se deben utilizar cada una de ellas? Y lo más preocupante: ¿Qué puede suceder si se usa carburante de invierno cuando ya hace calor? ¿Puede generar averías? Acompáñanos, que vamos a darte respuestas.

Combustible de invierno: hasta el 30 de abril. Ahora, hasta el 31 de junio

El 1 de mayo deberíamos empezar a consumir el carburante de verano. Deberíamos. Y debería comenzar a dejar de suministrarse el de invierno. Sin embargo, este año debido al confinamiento, el Gobierno de España pretende extender su comercialización hasta el 31 de junio para intentar dar salida a los excedentes.  

Así, el carburante fabricado bajo los requisitos de las épocas más frías es el que seguiremos repostando hasta julio. Este tipo de combustible es más ligero que incluye unos aditivos que permiten estabilizar su comportamiento y optimizar su inflamación (durante la combustión en el caso del diésel y la explosión en el caso de la gasolina). A continuación, veamos en detalle cómo es la gasolina y el diésel de invierno y qué averías provocan… 

Gasolina de invierno. Cómo es y qué averías provoca

La variación de la gasolina de invierno sobre la de verano se realiza para mejorar el arranque y quema en climas fríos, lo que modifica su capacidad de evaporación. O, lo que es lo mismo, la gasolina de invierno en un país como el nuestro en el que se alcanzan fácilmente los 35 ºC en verano, la emisión de vapores es muy superior a la recomendada en relación al medio ambiente

Traducido en averías puede provocar una inestabilidad en el arranque y a bajas vueltas, así como errores en los sistemas anticontaminación, que provoquen un mal funcionamiento de los sistemas de diagnóstico del vehículo, indicando fallos inexistentes con testigos en el cuadro. También, daños en el motor si se forman bolsas de vapor en los conductos de combustible al no llegar suficiente combustible al motor. Tal y como alertan desde la Asociación Europea de Constructores de Automóviles (ACEA):

“El uso de la gasolina de grado invernal bajo temperaturas más altas puede provocar que los usuarios experimenten problemas al conducir con un combustible tan caliente, tales como como bloqueo de los conductos, que el motor se cale o de trompicones, que no arranque y toda clase de problemas con la operatividad del vehículo”.

Diésel de invierno. Cómo es y qué averías provoca

El gasóleo que se prepara para la época de frío se caracteriza por el cambio en una propiedad que se conoce como POFF (Punto de Obstrucción de Filtro Frío) y cuyo objetivo es evitar la congelación de este carburante para facilitar el comportamiento del motor al arrancar en frío. Si hablamos de averías, no provoca ningún tipo de avería ni fallo.

Carburante de verano, en invierno = Averías graves

Utilizar gasolina y diésel formulados para verano durante el invierno sí puede originar problemas graves en los vehículos: 

  • En el caso de la gasolina de verano puede complicar el arranque y funcionamiento del motor mientras el propulsor no alcanza la temperatura óptima.
  • En el caso del diésel de verano, podría generar problemas en el arranque y la combustión al no ser capaz de arrancar el motor en temperaturas bajas porque el gasóleo puede llegar a obstruir el circuito de alimentación.

¿Y tú, has tenido algún problema en tu coche a causa del carburante? Compartir es vivir: cuéntanoslo en los Comentarios. También, por supuesto, si tienes dudas, preguntas o echas de menos alguna información en este artículo. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog

Histórico