¿Se puede negar un taller a arreglar nuestro coche?

No hay comentarios todavía

Que tu coche se averíe es un gran contratiempo. Sí, lo sabemos. Experimentar esa sensación de quedarte tirado en un punto de la geografía en el que no habías previsto hacer una parada no es la más agradable del mundo. Pero eso solo es el inicio. Tras la pausa, tendrás que encontrar hueco para llevarlo al taller si no se lo ha llevado directamente la grúa. Y recogerlo, claro. 

Eso es lo que nos preocupa a la mayoría de los conductores cuando hablamos de una avería. Pero no es lo único. Ni lo más preocupante…  Existe la posibilidad de que acudas al taller y, tras revisar tu coche… ¡te digan que no lo reparan! Sí, como lees. Aunque los talleres deben arreglar las averías del vehículo, existen algunos casos en los que no están obligados. Pero, ¿cuándo puede suceder y sucede que el taller se niegue a repara tu coche? Presta atención porque recopilamos todos los supuestos para mantenerte informado y, sobre todo… ¡Te sirva de ayuda!     

1. Talleres extremadamente fieles

La fidelidad es un valor muy codiciado en nuestra vida cotidiana. En el mundo del motor, también. Y es que existen multitud de talleres que cuentan con la oficialidad de la marca. En esta circunstancia podrás llevar tu coche a reparar a un emplazamiento en el que sólo se arreglan coches de tu mismo sello. El problema llega cuando, por cercanía a tu casa o por urgencia, te viene mejor un taller que es exclusivo de una marca que no es la de tu coche… En ese caso, el taller no está obligado a atenderte.

2. Talleres extremadamente especializados

Existen numerosos talleres que se especializan en un ámbito concreto del automóvil. Por ejemplo, en chapa, en electricidad, en neumáticos… Con esto queremos decir que puede darse el caso de que lleves tu coche a un taller de pintura. Y lo que tenga dañado es el sistema eléctrico. Aunque es de lógica, el taller está en su derecho de no solucionarte el problema. Más que nada porque puede que no están capacitados o no tienen la maquinaria ni los recursos necesarios para hacerlo.

3. Talleres extremadamente puntuales

Puede sonar a broma, pero no. Los horarios están para cumplirlos. Y todos nos debemos poner en la piel del mecánico que lleva todo el día trabajando. Sí, es humano. Y como tal, tiene hora de entrada y de salida. En una situación en la que vayas a dejar tu vehículo fuera del horario establecido, están en todo su derecho de no atenderte. Así que ya sabes… ¡Al que madruga (y al que llega puntual) el mecánico le ayuda! (o algo así  era, ¿verdad?)

4. Talleres que comparten derechos con discotecas

Tranquilo, que no te van a pedir el DNI… Nos estamos refiriendo al derecho de admisión. Si un taller cuenta con esta particular característica, debe mostrarlo con un cartel en una zona visible del establecimiento. Significa que cuando se presenta la reparación de un automóvil, tienen plena potestad para valorar el caso. Y aceptar o rechazar el arreglo del mismo. Por lo que prepárate si llevas tu coche a un taller de este tipo. Porque puede que salgas igual que llegaste: con la misma avería.

Y vosotros, queridos conductores :DriveSmart¿Qué relación tenéis con vuestro taller de cabecera? ¿Alguna vez habéis tenido algún tipo de contratiempo parecido a los que hemos detallado? Contadnos vuestras experiencias en los Comentarios. 🙂

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog