:DriveSmart, ¿clave en la educación vial de los niños?

No hay comentarios todavía

La Educación Vial es la clave para una buena convivencia en nuestras carreteras. Podríamos definirla como una disciplina. Y, por consiguiente, algo que no entiende de edades. El gran error es que, popularmente, sus primeros pasos se asocian al momento en el que un futuro conductor se apunta a la autoescuela. El gran error, insistimos, porque la educación (también la vial) se adquiere y se debe adquirir desde edades tempranas. Sí, incluso en forma de asignatura para los más pequeños.

Al fin y al cabo, cuanto antes se interioricen conceptos como la Seguridad Vial, sostenibilidad y convivencia en la carretera, mejor. El significado de las señales se aprende, cuando corresponda. Pero siempre es “tarde” para aprender a convivir y compartir, ya sea como viandante o como futuro conductor. Sí: nosotros pensamos que debe ser una prioridad educativa. Pero, ¿se os ocurre algún vehículo para canalizar este aprendizaje para los más pequeños? ¿De verdad que no? Vamos a esclarecer un poco el panorama…😜

“Pero, papá… ¿el premio no era ya ser buen conductor?”

Un ejemplo con nombre y apellidos. Y en primera persona. Sergio González ha sido ganador del Reto :DriveSmart en dos ocasiones: en mayo de 2016 y en septiembre de 2017. El salmantino consiguió convertirse en el mejor conductor de España por su respeto y seguridad al volante. En sus viajes casi siempre era acompañado por una viajera muy especial: su hija Emma. La pequeña convivió, día a día, con la utilización de nuestra app. Y se aprendió de memoria nuestro popular “Comenzando viaje” que indica el inicio de viaje con la aplicación. Esa sencilla frase le indicaba que su padre iba a hacer algo importante cada día cuando se sentaba al volante del coche: no conducir, conducir bien. Palabras mayores.

Activar :DriveSmart se convirtió para él en un gesto tan rutinario como arrancar el coche o ponerse el cinturón. Y no es porque seamos nosotros… Pero esa costumbre, ese hábito, le ayudó a esforzarse cada día por ser un buen conductor. Y, de paso, dar ejemplo a su hija que conducir el coche es algo importante. Lo dice un bicampeón de España como Sergio: “La verdad es que la app es muy completa. Hace que te hagas más sensible al volante y pongas los cinco sentidos en la conducción, como debería ser”. 

Tras el primer reto ganado, Sergio aprovechó para contarle a su hija que él era el ganador. Con lo que no contaba el salmantino es con la respuesta que iba a recibir por parte de la pequeña. “Pero, papá… ¿el premio no era ya ser buen conductor?” respondió Emma, quien dejó atónito a su padre. Y de paso a nosotros, que vemos que nuestro mensaje no solo cala en nuestros usuarios. También en los más pequeños, que ahora no se ponen al volante. Pero lo harán en el futuro.

Asignatura de Educación Vial, por favor

En España aún no está instaurada. Aunque sí se ha materializado en forma de proposición, no de ley, en el Congreso de los Diputados. En algunos países del resto de Europa, sí cuentan con asignaturas obligatorias de esta índole. Es el caso de Alemania, Dinamarca, Francia, Islandia, Italia, Reino Unido, Noruega, Suecia o Suiza. Nosotros nos posicionamos totalmente a favor de incluir una asignatura así en los centros de primaria y secundaria. Los niños son los actuales peatones. Y los futuros conductores. Y una buena educación vial en la base hará que prevalezca la responsabilidad y la seguridad en la vía pública. 

Sin embargo, no todo se aprende en el colegio, que también. Para bien o para mal, los adultos somos los espejos donde ellos se miran. Y esto puede suponer un arma de doble filo cuando viajamos con alguien a bordo. Cualquier mala práctica, incluso el enfado que acompaña a esas bonitas dedicatorias que se escuchan al volante, puede provocar un efecto de imitación en los pequeños. Tanto es así que la consultora Ipsos realizó una encuesta en la que se arrojó un dato curioso y preocupante: el 20% de los niños de nuestro país opinaba que sus padres hacían malos gestos o gritaban a otras personas cuando conducen. Esto significa que cuando estamos al volante con compañía, tenemos una oportunidad de dar ejemplo en cuanto a una conducta totalmente respetuosa.

:DriveSmart, o lo que es lo mismo… “Predicar con el ejemplo”

Sí. Tenemos devoción por los buenos conductores. Nuestro cometido es conseguir que los conductores sean buenos conductores. Y eso no hace referencia únicamente al respeto de las normas y señales viales, que también. Nosotros vamos más allá. Nuestra app permite que el conductor esté aprendiendo constantemente. Por lo tanto, evaluando y mejorando a los conductores podemos sentar cátedra a los más jóvenes de la importancia que supone arrancar un coche y compartir la carretera con el resto de conductores, motoristas, camioneros, taxistas, peatones… Porque conducir es mucho más que la responsabilidad que asumimos cuando nos abrochamos el cinturón. 

“Predicar con el ejemplo” puede ser la clave que cambie todo, mientras no llegan otras iniciativas. Y, cuando éstas lleguen, también. Pongamos un ejemplo muy gráfico en clave de reflexión: ¿cuántos recordáis todo lo que incluía el libro de Ciencias Naturales o Lengua del colegio? ¿Y cuántos recordáis cómo viajábais con vuestros padres, qué hacíais en esos viajes y qué cantábais durante el trayecto?

Mejor aún, ¿y si nos lo contáis en los Comentarios? 🙂

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog