5+1 errores que casi todos cometemos en las rotondas

No hay comentarios todavía

El cómo circular por las glorietas se ha tratado millones de veces, pero sigue siendo un escenario habitual de accidentes. El funcionamiento ya lo sabemos todos, pero vamos a hablar de los errores para intentar aportar nuestro granito de arena y concienciar de la importancia de saber movernos correctamente en estos círculos de asfalto. ¿Sabéis cuáles son los principales errores que casi todos cometemos en las glorietas? ¡Atent@s!

1. No hagas maniobras peligrosas

Las rotondas están para agilizar el tráfico, no para aprovechar y adelantar por donde no se debe, así que haz solo las maniobras permitidas y no uses el ensanchamiento de la calzada para rebasar al resto de coches. El resto de conductores no se esperarán este adelantamiento y el riesgo de accidente puede ser bastante alto. 

2. Prioridad

No hay duda aceptable, la prioridad siempre la va a tener el coche que ya esté dentro de la rotonda. Ni el que va por la derecha, ni ninguna otra regla es aceptada. Solo ten en cuenta que debes ceder el paso a quien ya está en la rotonda y calcular cuándo meterte, para no hacer una incorporación precipitada. Por eso, cuando cojas la rotonda, tienes que mirar hacia ambos lados. La precaución siempre es lo primero. 

3. Usa los carriles correctamente

Ten claro la dirección que quieres tomar y cuando lo hagas, ocupa el carril correspondiente. Lo más correcto es usar el carril exterior para girar a la derecha o seguir de frente. En cambio, el carril interior se usa para hacer un cambio de sentido o girar a la izquierda.

4. Vehículos especiales

Observa siempre qué tipo de vehículos están circulando por la rotonda. En el caso de que tengan grandes dimensiones, tendrás una visibilidad reducida, por lo que deberás extremar la precaución para que el riesgo de accidente no incremente. 

5. Uso correcto de los intermitentes

Otro de los clásicos en las rotondas, es el mal uso que se hace de los intermitentes. Es primordial indicar bien tu movimiento y que el resto de conductores sepan si vas a tomar una salida o si permaneces dentro de la rotonda. Usa el intermitente derecho para salir de la rotonda y el izquierdo únicamente para cambiar de carril dentro de la misma. ¡No te líes!

5+1. Más vale dar una vuelta de más, que provocar un accidente

Rectificar es de sabios, y si hay un elemento que permite rectificar en la carretera, esas son las rotondas. Si te has pasado la salida, no hagas maniobras peligrosas, continúa por la rotonda y da otra vuelta para tomar la salida correcta. ¡Piensa en los demás! La amabilidad y empatía con el resto de los conductores siempre viene bien, así conseguirás un ambiente relajado para conducir. ¡Vamos a ello, buen conductor!

Y tú, ¿tienes alguna experiencia que nos quieras contar relacionada con las rotondas? ¿Te has sentido identificado con los problemas que hemos detallado? Cuéntanoslo en los comentarios, si te apetece, por supuesto…

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog