Qué revisar en tu coche antes de irte de vacaciones

No hay comentarios todavía

Si has descuidado el mantenimiento de tu coche durante todo el año, ándate con ojo. Porque antes de salir a la carretera en verano para realizar cualquier viaje, deberías hacerle una puesta a punto. Sabemos que cuesta dejarse la pasta en el taller. Pero tu seguridad y la de los tuyos, no debería tener precio. Es aconsejable que no lo dejes para última hora ya que te encontrarás todos los talleres colapsados. Así que ponte las pilas y lleva el coche lo antes posible para que revisen lo siguiente:

Frenos

Es de atención preferente las pastillas, los discos y el nivel del líquido de frenos. Del estado de los mismos, depende la seguridad del coche, por lo tanto su revisión es obligatoria.

Amortiguadores

En la época estival, el coche va más cargado que nunca, ya que va con todo el equipaje par las vacaciones, por lo que es primordial echar un vistazo a este elemento. Si notas que el coche pierde estabilidad en las curvas o que se inclina demasiado hacia delante cuando frenas, vete al taller.

Neumáticos

Son uno de los principales elementos del coche, ya que son los únicos que tienen contacto directo con el suelo. Invertir en ruedas, es hacerlo en seguridad, por lo que recomendamos apostar por un neumático de calidad que cuente con la etiqueta homologada.

Filtros y aceite del motor

Los filtros de aceite, de aire motor, de habitáculo y de combustible deben ser cambiados cada año para que sean efectivos. Y el aceite de motor más de lo mismo. Por lo que vigila que se encuentre en los niveles adecuados para que el motor esté correctamente lubricado.

Climatizador

Ten en cuenta que el aire acondicionado se utiliza de año en año. Por lo que es necesario comprobar que, después de meses sin usar, sigue funcionando correctamente. Si produce malos olores, está obstruido o no expulsa suficiente aire es posible que necesites reparar el sistema.

Anticongelante

Este líquido se encarga de mantener la temperatura idónea. Pero con el tiempo va perdiendo sus propiedades, y se consume. Por ello, hay que cambiarlo cada 20.000 km aproximadamente para que se mantenga en un estado óptimo.

Limpiaparabrisas

En verano no suele llover mucho. Pero el líquido limpiaparabrisas puede ayudarte a limpiar la suciedad de la luna. Por ejemplo la acumulación de mosquitos (muy frecuente en esta época) la arena y el polvo de la playa, etc. Atentos también a las escobillas, ya que el sol puede deteriorarlas y podrían arañar el cristal si están en mal estado.

Descárgate y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog