Los 5 trucos más smart para limpiar el coche

No hay comentarios todavía

Se aproxima el verano, esa época en la que toca deslumbrar. Una gran sonrisa, actitud positiva y en la carretera… ¡el coche impoluto, por supuesto!

Por eso, hoy que sonreímos y estamos a tope de energía positiva hemos decidido desvelar las claves para limpiar el coche al más puro estilo smart: a mano y utilizando productos naturales (entre ellos, muchos que todos tenemos por casa), tan o más efectivos que los que se adquieren en los centros comerciales, pero más baratos, más respetuosos con el vehículo y con el medio ambiente. ¡Manos a la obra!

Lo más sucio, primero

Lo primero a la hora de limpiar el coche es comenzar siempre por las partes más sucias del coche: los bajos, las llantas y los neumáticos. Para dejarlas relucientes basta con aplicar una pasta de elaboración casera (que puedes hacer tú mismo, a base de agua y bicarbonato). Tras aplicar la pasta, se debe dejar secar y frotar con un cepillo. Después, toca aclarar con agua y listo. ¿El siguiente paso?

Un cubo y jabón para la carrocería

Toca mojar el coche desde arriba. Y para ello, nada mejor que una manguera, pero no con el chorro directo, que con la suciedad que arrastra se puede arañar, sino apuntando hacia arriba y dejando que caigan las gotas de agua.

Después, toca tirar de esponja o una bayeta de microfibra, un cubo con agua y jabón para enjabonar suavemente desde el techo hacia abajo. El consejo pasa por ir aclarando cada parte que se va enjabonando para evitar que se seque el jabón y deje marcas. El truco final es llevar a cabo el proceso en todo el coche con amor y quedará impoluto.

¡A por el periódico del día!

No, el periódico no es para estar al tanto de los últimos sucesos a nivel nacional, no, sino  para dejar los cristales como los chorros del oro. Tras limpiarlos con una bayeta y un poco de vinagre diluido en agua, la clave está en coger un papel de periódico, frotar y secar con el mismo. ¡Sin palabras y con reflejo!

La pasta de dientes, la amiga del conductor impoluto

“Espera espera, ¿pasta de dientes para qué? ¡Se os está yendo de las manos!” Sí, imaginamos lo que estáis pensando pero no. Aunque no te lo creas, la pasta de dientes va a dejar una parte del coche no solamente limpia, sino rejuvenecida: ¡los faros! Sí, es tremendamente sencillo: basta con verter en una bayeta de microfibra (es lo mejor para el coche como has podido ver, ya que no deja ningún rastro) un chorro de pasta de dientes y frota. Al ser un producto abrasivo, tiene el efecto de pulir y abrillantado.

¡Ojo! Si los faros están muy opacos no hay mejor opción que acudir al taller y solicitar que los pulan y abrillanten de manera profesional, que la seguridad vial es siempre lo primero, y por la noche o con lluvia resulta fundamental contar con la máxima visibilidad posible.

Mejor a la sombra… ¡que se derrite, bombón!

Nos hemos tomado una licencia en el título, sí, tenéis razón. Pero hay un motivo fundamental: optar por limpiar el coche a la sombra es la fórmula secreta para evitar  que se formen las manchas que salen bajo el sol.

¿A que merece la pena el esfuerzo para ver cómo deslumbra vuestro coche bajo la luz del sol, la luna o las luces de la discoteca más molona de la zona? Lo que también merece la pena (y mucho) es que llevéis nuestra app para conductores instalada en vuestro móvil, Android o iOS, nos da lo mismo: os queremos a todos igual.

¿Qué os parecen estos trucos de limpieza cortesía de :DriveSmart? Contadnos si los ponéis en práctica este finde, que además no va a llover. ¡No seáis “perros” y dadle a la bayeta!

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog