Tecnología + carretera urbana = ¿Peligro?

No hay comentarios todavía

El uso de aparatos electrónicos está muy extendido entre la sociedad actual. Tanto que en ocasiones no nos percatamos de lo peligroso que puede ser ese hábito. Son muchos los viandantes españoles que, al cruzar un paso de cebra, hacen uso del teléfono, la PDA o el MP3. Y es evidente que leer un mensaje, contestar una llamada o ir escuchando música reduce nuestra concentración ante los elementos externos.

Hay explicaciones que pueden dejarnos fríos. Como saber que la sexta parte de los fallecidos en España en accidentes de tráfico son peatones. O que el 40% de los atropellos son causados por distracciones. Un porcentaje que asusta. Y que la DGT nos proporciona para extremar las medidas de prevención.

Medidas de prevención para reducir la siniestralidad

Existen muchos modos para prevenir toda esa siniestralidad. En algunos centros urbanos de la geografía española, como por ejemplo Murcia, se están extendiendo medidas de concienciación bajo el formato de rótulos o señales gráficas en las calzadas con leyendas del tipo “Te contesto luego” o “Espera, voy a cruzar”.

Desde :DriveSmart, la propuesta que lanzamos es clara y concisa: en la carretera (tanto si eres peatón como conductor) toda la atención es poca, por lo que el móvil mejor guardado para evitar la tentación de consultarlo.

El transporte público, una opción segura para esclavos de las tecnologías

Otra alternativa pasa por una mayor utilización del transporte público. A raíz de una encuesta publicada por GoEuro, se sabe que el 50% de los españoles conduce su propio vehículo para visitar a amigos y familia, con lo cual, si esa cifra se viese reducida por un uso más extendido del transporte público es obvio que, además de menguar el gran volumen de vehículos en circulación, también sería menor el riesgo de accidentes.

Asimismo, los peatones que tienen tendencia a utilizar el móvil mientras caminan o mientras conducen harían bien en apuntarse también a esa medida. Desplazándose en autobús o metro estarían exentos de verse implicados en un hipotético accidente. Otro de los colectivos que también debería incluirse en la prevención son las personas mayores, puesto el 70% de los fallecidos en ciudad tienen más de 65 años.

Reducir la velocidad en calles urbanas

En ese sentido, la medida de reducir a 30km/h la velocidad en algunas calles podría ser efectiva, máxime teniendo en cuenta que ya se aplicó con éxito en países nórdicos en los años 70 y que un accidente a 50 km/h tiene un riesgo de mortalidad ocho veces mayor que si se produce a 30 km/h. Por aportar un dato positivo a todo este tema hemos de señalar que, según datos aportados por la DGT, la tasa de fallecidos en España por millón de habitantes es de 36, muy por debajo de los 52 de la media europea.

¿Por qué los españoles superamos los límites de velocidad en ciudad?

SARTRE 3, sociedad que lucha por prevenir los riesgos de tráfico en Europa, ha concluido en su último informe que el 11% de los españoles aseguran superar el límite de velocidad en zonas urbanas, un factor principal en ese tipo de siniestros. Según Fesvial, la razón que alegan los conductores para excederse son las prisas (48%), el mero placer (25%) o considerar los límites inapropiados (20%).

Para rematar con un hecho curioso, en la localidad China de Chongqing hay una iniciativa extrema que consiste en un carril exclusivo para peatones que utilizan el móvil. Una medida cuyo objetivo es transmitir a los ciudadanos el riesgo que corren cuando desatienden aquello que les rodea en la vía urbana.

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog