Turbo rotondas: ¿y los peatones, ciclistas, autobuses y camiones qué?

No hay comentarios todavía

Con la aparición de las nuevas glorietas llamadas turborrotondas (turbo-rotondas o turbo rotondas) tengo varias dudas sobre su funcionamiento y aplicación futura… ¿Cómo deberán circular por ellas los ciclistas? ¿Y los autobuses y camiones? ¿Se sabe en qué ciudades se implantarán o en cuáles se prevé hacerlo?

El ancho de los carriles plantea algunos problemas a determinado tipo de vehículos de gran tamaño. Los que transitan por las también conocidas como “turbo glorietas“. Los camiones y autobuses. Esto se debe, en parte, a las propias características de construcción de cada turbo rotonda. Ya que algunas se han encajado en el espacio disponible en una intersección.

Teniendo en cuenta que hay una separación entre carriles y están diseñadas para evitar colisiones laterales se ha podido observar que “algunos conductores” invaden y ocupan los dos carriles al pasar (por ejemplo, los camiones y autobuses) ya que no adaptan su velocidad a la requerida, optan por hacerlo sin respetar los carriles establecidos o, incluso, porque la propia anchura de los carriles parece ser insuficiente para determinados tipos de vehículos.

Turbo rotondas y camiones, autobuses… ¿Existen soluciones?

La solución más inmediata a este impedimento o riesgo pasa por establecer una prohibición de circular vehículos de gran tonelaje por estas turbo glorietas, es decir,  por el interior del casco urbano (lugar donde, de momento, se ubican estas). De hecho, en la actualidad nos podemos encontrar con municipios que para este tipo de vehículos ya tienen prohibido en acceso al centro de la localidad.

¿Ciclistas y turbo glorietas?

La circulación de bicicletas es idéntica a la que se establece para las rotondas convencionales. Es decir, los ciclistas tienen prioridad de paso respecto a los vehículos de motor siempre que circulando en grupo, el primero haya iniciado ya el cruce o entrado en una glorieta; será como si el conjunto de ciclistas formara un solo vehículo imaginario, cuya parte delantera es el primer ciclista y la trasera, el último.

Peatones y futuro…

En ningún caso los peatones han de cruzar las turborrotondas sino que los pasos de cebra para ellos se emplazan fuera del anillo y distanciados del mismo para favorecer la visibilidad y su propia seguridad.

Con respecto al futuro de las turbo-glorietas en nuestro país, existen muchas ciudades interesadas de incorporarlas a su entorno, aunque todavía no hay una previsión de dónde se ubicarán a corto plazo.

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog