¡Alto a la Guardia Civil! ¿Esto es una broma?

1 comentario

En otras entradas de este blog os hemos hablado de los peligros de la conducción bajo los efectos de las drogas, el alcohol y otras sustancias prohibidas, así como del funcionamiento de los controles (tanto de alcohol como de drogas) para su detección…

A veces, y sin olvidar el riesgo que generan estos comportamientos, se producen situaciones que vienen a demostrar las alteraciones que producen… Eso sí, en una cierta clave de humor. Hoy os vamos a desvelar algunas rigurosamente ciertas pese a su dosis de surrealismo, así que estad preparados conductores :DriveSmart. ¡Comenzamos!

 

Guardia Civil pide a un conductor la identificación

¿Que me identifique? ¡Soy cliente del Corte Inglés! Control preventivo de alcoholemia. Guardia Civil

Dónde: Población periférica en las cercanías de Madrid.

Hechos: Los agentes dan el alto a un vehículo. El guardia civil, llegado el momento, solicita la identificación del conductor.

“Aquí tiene Vd. Agente”, le responde mientras se la entrega.

El guardia civil la examina atentamente y atónito, sin poder creer lo absurdo de la situación, le mira y le responde.

– “Caballero, esto es… ¡su tarjeta de El Corte Inglés!”

Resultado: Ni que decir tiene que el resultado de la prueba fue positivo y se le imputó un delito contra la seguridad vial.

 

Control de drogas y alcoholemia de la  Guardia Civil de Tráfico

Un baño cerca no habrá, ¿verdad?

Control masivo de alcoholemia y sustancias estupefacientes. Guardia Civil

Dónde: Autovía A2

Cuándo: Una noche del fin de semana

Introducción a los hechos: En casos de grandes controles preventivos que se suelen efectuar en las noches de los fines de semana y, en los que se llegan a cortar sentidos completos de circulación en autovías, es costumbre hacer una primera prueba con un alcoholímetro de “aproximación”, que no tiene la precisión ni es válido para formular denuncias, pero sirve para hacer una primera criba entre el gran número de conductores a los que controlan en dichas actuaciones.

Hechos: Un conductor da un resultado en dicho etilómetro que triplica el máximo permitido y es requerido para entregar su documentación y esperar turno ante el vehículo policial en el que se le hará la prueba definitiva.

Cuando termina el control y los agentes lo están desmontando, caen en la cuenta de que el deportivo alemán del conductor al que se le había pedido esperar sigue aparcado en medio de la autovía. Eso sí, el coche…. porque del conductor no hay ni rastro.

Una grúa retira el vehículo y los agentes se dirigen al domicilio del “desaparecido” quien, amablemente, les abre la puerta y les explica que no pudo aguantar más las ganas de ir al baño, así que llamó a un taxi y se fue a su casa. Ya se sabe que como en el baño de uno…

 

Agente de la Guardia Civil de Tráfico en moto

Un ratito más, un ratito más…

Dónde: Carretera de circunvalación de Madrid.

Cuándo: Ocho de la mañana y tráfico de hora punta.

Hechos: Dos motoristas de la Agrupación de Tráfico advierten que hay un vehículo estacionado a la derecha, invadiendo el carril de circulación al carecer de anchura suficiente el arcén en dicho punto. El coche no presenta señalización alguna, ni luces de emergencia ni triángulos de avería. Nada.

Cuando uno de los agentes estaciona su moto delante del vehículo y se acerca al mismo observa que su conductor… ¡está durmiendo plácidamente! Golpea la ventanilla para hacerse notar. Y lo consigue. Aunque no de la manera esperada. El conductor abre los ojos, le mira sorprendido y… se de la vuelta para continuar durmiendo.

Nueva llamada del guardia civil con los nudillos en la ventanilla y, de repente, el durmiente vuelve a la vida, arranca el vehículo y hace pleno contra la motocicleta del agente a la que embiste y deja girando como una peonza en el suelo mientras el agente salta hacia atrás para salvar su vida.

Resultado: El conductor fue detenido tras ocho kilómetros de persecución, imputándosele dos delitos contra la seguridad vial, junto al de desobediencia y atentado.

 

¿Y tú? ¿Conoces alguna historia con la Guardia Civil que merezca la pena ser contada? Cuéntanosla en los Comentarios… 🙂

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “¡Alto a la Guardia Civil! ¿Esto es una broma?”

Buscar en nuestro blog