12 hábitos para ganar seguridad al volante

No hay comentarios todavía

Todos los que conducimos conocemos de sobra las normas de tráfico, pero con el tiempo, vamos cogiendo vicios que nos llevan a olvidar los buenos hábitos. Esto hace que la seguridad al volante se resienta. Ya sea por descuido, desidia o por desconocimiento, acaba influyendo negativamente en nuestra conducción. En :DriveSmart queremos conseguir mejores conductores y carreteras más seguras, así que os dejamos una serie de consejos para ganar seguridad al volante:

Antes de iniciar tu camino, comprueba el estado de tu coche

Revisa los depósitos de agua, aceite, y cómo no, el de gasolina. Conviene también mirar previamente la ruta en el GPS, para no perderte en exceso.

Ajusta el asiento y los retrovisores

Parece una tontería, pero es algo primordial sobre todo si compartes coche. Puede que alguien te lo haya movido y en mitad de la marcha te des cuenta y no puedas cambiarlo.

Ponte el cinturón

Sabemos que todos los hacéis, pero lo recordamos por si queda algún despistado.

Silencia el móvil

Si suena, tendremos la tentación de mirarlo. Así que inicia :DriveSmart y suelta tu móvil hasta que hayas estacionado tu coche.

Si viajas con niños… 

Asegúrate de colocarlos correctamente en su sillita homologada. Haz lo mismo si viajas con mascotas, recuerda que tienen que ir con el sistema de retención adecuado.

Utiliza correctamente los intermitentes

Los otros conductores no son adivinos, así que señaliza correctamente tu camino.

Mantén la distancia de seguridad

La anticipación es algo primordial en la buena conducción. Si ocurre cualquier imprevisto, tenemos que tener la distancia suficiente para poder reaccionar y no acabar de mala forma.

Pon las dos manos al volante

Asegúrate de colocar bien las manos y nunca cruzarlas. Se recomienda colocarlas en la posición diez y diez imaginándote que el volante es la esfera de un reloj. En cuestiones de higiene postural, no somos conscientes de lo mal que lo hacemos. El hecho de estar mal colocados, penaliza nuestros movimientos ante un imprevisto. 

Mantén la vista a una distancia lejana

No es aconsejable mirar justo a lo que tenemos delante del capó, lo ideal es que miremos la carretera con cierta amplitud para poder sobreponernos ante algún imprevisto que nos pille por el camino. Esto es lo que se conoce como Ley de la Anticipación, es decir, saber interpretar lo que viene, ya sea una curva, una maniobra de otro conductor, o un peatón que cruza de repente. Para ello es primordial mantener los cincos sentidos en la conducción, estando concentrados y atentos en todo momento.

Respetar las señales

Obviamente no están de adorno, ya sean límites de velocidad, de de dirección prohibida, o de precaución… ¡Hazles caso!

Cambio tu recorrido habitual

A veces es conveniente cambiar el camino para que este deje de ser monótono y aumente la atención prestada sobre el viaje. Si vas siempre por el mismo sitio, caerás en los errores y vicios de siempre, ya que tendemos a relajarnos y disminuir la atención cuando creemos que tenemos algo controlado.

Mantén tu coche ordenado

No acumules basura u objetos innecesarios; en caso de accidente hasta un móvil puede salir disparado y ser una trampa mortal.

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog