Conductora novel y ebria golpea un coche, se da a la fuga… ¡y se empotra contra una zapatería!

No hay comentarios todavía

Sí, ha vuelto a pasar, hemos tenido que volver a encontrarnos con una noticia de este tipo. Y sí, nuevamente la localización de este combo de acciones irresponsables al volante se encuentra en Galicia, concretamente en Coruña.

Aunque por suerte no hay que lamentar más que daños materiales las consecuencias podían haber sido muy graves. Nos atrevemos a aseguraros que alguien que tiene nuestra app instalada no puede hacer algo así, porque esto no es #ConducciónPositiva ni por asomo. ¿Que quieres descargarte :DriveSmart gratis? Aquí puedes… Pero, volviendo al asunto de la conductora novel, que iba al volante bebida y se dio a la fuga… Os contamos paso a paso lo ocurrido. Mirad, mirad.

Golpea a un vehículo

La conductora, debido a las copas de más que lleva, golpea a un vehículo que circula tranquilamente por la vía. Con el susto en el cuerpo, el conductor se baja para rellenar el parte amistoso de accidente, cuando la conductora que está al volante se convierte, además, en una irresponsable que…

Se da a la fuga

El vehículo al que había golpeado, perplejo ante el hecho de que intentase escapar, la sigue en su coche para tomar la matrícula y denunciar los hechos. La escapista intenta hacer una maniobra evasiva (complicada ya con las capacidades al 100%, así que ni nos imaginamos la tentativa con alcohol en el cuerpo), pierde el control del coche…

Y acaba empotrada en una zapatería

Menos mal que el local aún estaba cerrado y no había nadie en el interior, porque su Ford Fiesta de la vieja escuela entró hasta la cocina. Asustado, el conductor víctima del golpe que se convirtió en perseguidor, sale del coche para auxiliar a la víctima junto con un vendedor de una tienda cercana.

La sorpresa no acaba aquí. Ni corta ni perezosa, la conductora decide dejar el coche empotrado, agarrar el bolso y poner pies en polvorosa. Sí, sí, a la carrera.

Acabó detenida, claro

Obviamente esta historia no podía acabar bien para la protagonista, que fue alcanzada y sometida a un test de alcoholemia. El resultado no ha dejado lugar a dudas.

Entre los efectos ahora el pobre zapatero tiene que tener cerrada la tienda hasta que acaben los trabajos de desescombro y remodelación del local, los bomberos intervenir para sacar el vehículo del interior, la calle en la que se encuentra el establecimiento permanecer cerrada durante más de 2 horas… Y todo por coger el coche después de haber bebido, poniendo en peligro su integridad y la de todos con los que se encontró por la carretera.

Quizá la multa y la retirada de su recién estrenado carné le hagan pensarse dos veces su irresponsabilidad y le sirven para no olvidar, a partir de ahora, que en la carretera estamos todos y que la conducción positiva que siempre nos gusta transmitir y la seguridad vial es algo que construimos entre todos. Aprovechamos para recordar que… cuando nos apetece tomar algo (un algo, dos o diez) nos lo podemos tomar pero para volver a casa mejor el taxi, el transporte público o los amigos que no han bebido ni gota (de alcohol, claro).  ¡Es mucho más divertido (y chic) ser un conductor smart!

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog