Los 10 trucos más smart para ahorrar gasolina

3 comentarios hasta ahora

¿Lloras como un bebé cada vez que tienes que pasar por caja en la gasolinera? ¿Le gritas a la aguja del depósito que no baje, por favor, que tiene que aguantar otro par de días? ¿Saludas más al de la estación de servicio que a tu madre? No desesperes, :DriveSmart viene al rescate para darte unos consejos que le van a venir como anillo al dedo a tu cuenta corriente.

1. Ojo a cómo arrancas

Lo primero, pisa el embrague, que así mimas el motor, después arrancas pero ¡eh, ojo!: sin pisar el acelerador en parado ni nada por el estilo… ¡o solo conseguirás tirar dinero por el tubo de escape además de dañar el coche!

2. Sal despacito

Un vez arrancado, sal suavemente en primera, sin acelerar mucho, dejando que el sistema de lubricación y el turbo empiecen a calentarse, y cambia a segunda tan pronto como puedas.

Procura evitar acelerones y frenazos y realiza los cambios de marcha siempre en bajas revoluciones: entre 2.000 y 2.500 rpm si el motor es de gasolina, entre 1.500 y 2.000 rpm en el caso de los diésel.

3. Limpia el coche…

No nos referimos a que lo laves por fuera (que seguro que el coche no te diría que no a un buen manguerazo), sino que hablamos del interior. Anda, abre el maletero y vacía esa leonera, ¡que no es un almacén! Cuanto más peso lleves en el coche, mayor esfuerzo tiene que hacer el motor para moverlo.

4. Revisa la presión de las ruedas

Si las ruedas están demasiado hinchadas el coche pierde adherencia, y si lo están poco ha de hacer más esfuerzo para ponerse en marcha, así que mánchate los dedos y siéntete como un mecánico durante los 5 minutos que tardas en comprobar la presión de tus neumáticos. ¡Te sentirás como nuevo!

5. Acelerones y frenazos NO

Si eres fan de los acelerones y los frenazos debes tener en cuenta que vas a gastar mucho combustible, a maltratar los frenos, ruedas y el motor del coche pero, sobre todo, pondrás en riesgo la seguridad de los que te rodean. Y eso es muy poco smart…

6. Ojito a la velocidad

Por un lado, intenta no correr ya que, a más velocidad, más aumenta el consumo y, tan importante o más que esto es que intentes llevar una velocidad constante, por seguridad y por ahorro. Por lo tanto: nada de pegarse al de delante ni de ir zigzagueando, la previsión es amiga de tu cartera.

7. ¿En punto muerto? ¡Ni de broma!

Te acercas a un semáforo en rojo, dejas de acelerar y pones el punto muerto. Fatal. Si vas a menos de 20 km/h con una marcha metida, no consumes nada de carburante, pero si lo haces en punto muerto el coche gasta más de medio litro a los 100. Además, fuerzas más los frenos, así que acuérdate: el punto muerto, solo cuando estés parado.

8. ¿Aire acondicionado o ventanilla?

En teoría, baja las ventanillas en ciudad y pon el aire en carretera, pero lo mejor es que hagas uso del sentido común: ¿es seguro ir con las ventanillas bajadas? ¿Estás parado en un atasco masticando la contaminación? ¿Eres alérgico al polen? Porque a lo mejor te compensa llevar el aire puesto…

9. No uses el coche cuando no haga falta

¿Puedes ir caminando en vez de en coche? Ánimo, muévete, que hace muy bueno y así sí que vas a notar el ahorro. ¿Y si, además, puedes compartir coche con alguien más? Compañía y economía, ¡qué más quieres!

10. :DriveSmart, tu amigo

Este truco es el último, pero no por ello menos importante: descárgate nuestra app tanto para Android como para iPhone (es gratis, por supuesto) y podrás ver qué recorridos realizas habitualmente, dónde has corrido más de lo debido, si podías haber tomado otra ruta mejor, y permanece atento a los consejos de Kevin y ahorrarás, ¡seguro!

Además, siempre es recomendable apagar el motor en paradas prolongadas, procura repostar durante la semana (los fines de semana, puentes, vacaciones… suben los precios de los combustibles), aparca en la sombra para minimizar la evaporación de gasolina y evita circular con poco combustible.

Dicho esto, recordad que la seguridad es siempre lo primero, que es en lo que todo conductor debe pensar nada más subirse al coche, y que practicando #ConducciónPositiva no solo se ahorra combustible y se contamina menos sino que se gana más seguridad al volante. ¡Cómo nos gusta ser smart mientras disfrutamos conduciendo!

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 comentarios en “Los 10 trucos más smart para ahorrar gasolina”

  1. Yo quiero una pegatina para que todos me respeten! Porque soy creo uno de los que mejor conduce y yendo con DriveSmart la gente debería aprender.

    1. En cuanto tengamos pegatinas, no te preocupes porque lo comunicaremos a través de las redes sociales para que todos los buenos conductores tengáis la vuestra… 😉 ¡Atentos y mil gracias por apostar por la conducción DriveSmart!

  2. Yo siempre lo hago tanto con camiones como con coches y mantener velocidad y vueltas de motor y saco muy buenos consumos.

Buscar en nuestro blog