¿Me pueden multar por abrir la puerta del coche sin mirar?

No hay comentarios todavía

Hace una semana iba circulando con el coche por una calle de un solo carril y sentido único. Aunque iba muy despacio y la calle tiene buena visibilidad, de repente noté un golpe en la puerta del copiloto de mi coche. Un conductor había abierto la puerta para salir de su coche justo cuando yo pasaba. Se disculpó porque reconoció que actuó sin mirar el retrovisor, firmamos el parte amistoso y todo el trámite con los seguros está en orden.
Sin embargo, me surgió una duda: ¿Se recoge este comportamiento en el código de circulación? ¿Existe alguna obligación acerca de cómo actuar para evitar este tipo de situaciones? ¿Me pueden multar si abro la puerta del coche sin mirar?

La respuesta es afirmativa para ambas cuestiones. De hecho, el artículo 114 del Reglamento General de circulación es claro y recoge la prohibición de abrir las puertas del coche antes de que el vehículo esté totalmente parado, así como la obligación de asegurarse de que esta acción no supone un riesgo para otros usuarios de la vía:

Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa inmovilización y abrirlas o apearse de aquél sin haberse cerciorado previamente de que ello no implica peligro o entorpecimiento para otros usuarios, especialmente cuando se refiere a conductores de bicicletas.”

Salir del coche sin mirar conlleva una multa de 260 €

Este tipo de comportamiento que origina un riesgo a otros usuarios se considera una infracción grave y se sanciona con una multa económica de 260 €, aunque no conlleva detracción de puntos del carné. Por lo tanto, es responsabilidad de la persona que sale del coche asegurarse de que no conlleva un peligro para ella ni para el resto de los vehículos y usuarios de la vía en circulación. Pero… ¿sabes cuál es la forma más aconsejable de hacerlo por tu propia seguridad y la de los demás? ¡A la holandesa!

 

Abrir la puerta del coche a la holandesa

Abrir la puerta del coche… ¡a la holandesa!

Tras estacionar el vehículo, lo primero que se debe hacer es comprobar que tenemos vía libre para salir de él. Para ello, se debe girar levemente la cabeza y fijar la vista en los retrovisores, ya sea el del interior del coche o uno de los dos exteriores. De esta manera, nos podremos cerciorar de que no se aproxima ningún motorista, ciclista u otro coche.

¿Como hacerlo? Usando la mano más alejada de la puerta para abrir el portón. Al tirar de la manecilla con la mano derecha tendremos que, obligatoriamente, girar el tronco y el cuello, con lo que la propia posición nos permitirá fijar la vista por detrás del coche a una altura superior a la del hombro. Así, nos aseguraremos de que al salir del vehículo no vamos a causar un accidente ni a poner en riesgo nuestra seguridad y la de los demás. 

¿Por qué se llama “a la holandesa”? Porque es un comportamiento muy arraigado en los Países Bajos. De hecho, es algo que se enseña incluso en las clases de la autoescuela

 

¿Y a vosotros, os enseñaron esta forma de salir del coche con seguridad en la autoescuela? ¿Sabíais que abrir la puerta sin mirar se sanciona con una multa de 260 €? ¿Tenéis alguna duda que nos queráis consultar? Deja tu respuesta publicando tu comentario a continuación. Y te contestamos, por supuesto. 🙂

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog