¿Qué cubre el seguro de los car sharing?

No hay comentarios todavía

El otro día os contábamos qué era el car sharing y las diferentes plataformas que están funcionando en España. Cada día cuentan con más adeptos. Pero hoy queremos ir más allá. Y es que aunque sea una nueva forma de movilidad, aún quedan muchas dudas al respecto de este modelo. 

La franquicia de seguro que usan y hasta dónde estamos cubiertos, es algo que no queda muy claro a los usuarios. A continuación, os damos algunos detalles de lo que cubren las compañías más conocidas de car sharing:

Emov 

Tiene un seguro a todo riesgo con franquicia de 500 euros. Incluye la responsabilidad civil, daños del vehículo y daños personales. Esto sólo se aplica si el conductor cumple los términos de uso. Es decir, dejará de tener validez en caso de que vaya borracho o si conduce el coche una tercera persona no titular (esta práctica además está sancionada con multa de 250 euros). Respecto a los daños personales, incluyen asistencia sanitaria ilimitada en centros concertados y de 3.005 euros en los no concertados. Las lesiones del resto de ocupantes, así como las causadas a terceros están cubiertas también. En caso de invalidez permanente o fallecimiento, las indemnizaciones pueden ser de hasta 12.000 euros.

Un aspecto a resaltar es que no incluye asistencia en viaje, de modo que si sufres algún accidente o avería, el procedimiento a seguir es llamar a atención al cliente y que ellos gestionen la incidencia. Determinarán si el problema ha sido culpa del conductor o no. Si consideran que ha sido el culpable, el seguro no cubrirá nada. Será el mismo usuario quien tendrá que abonar la reparación hasta un importe de 500 euros, sumados a 50 euros por la grúa y otros 50 por la gestión administrativa.

Car2go

Por su parte, también tiene un seguro a todo riesgo con franquicia de 500 euros. Aunque hay algunos puntos que no están incluidos. Uno de ellos es la asistencia. Por lo que el traslado del conductor y el servicio de grúa supondría un coste adicional de 50 euros. Respecto a la cobertura de daños, hay algunos matices: si el accidente es responsabilidad de la persona que iba al volante, esta se encargará de pagar la asistencia sanitaria. En caso de invalidez o fallecimiento no se producirá ninguna indemnización. Si tienes alguna avería, la empresa determina de quién es la responsabilidad. Y si es del cliente, pagará hasta 500 euros de reparación. 

Zity

También dispone de una póliza a todo riesgo con franquicia de 500 €. Incluye cuestiones básicas como, la defensa jurídica, asistencia legal y asistencia en viaje. Es decir, dispondrás de servicio de grúa o asistencia si tienes un pinchazo. En caso de accidente, el conductor tendrá cubiertos los gastos médicos o una indemnización por fallecimiento o invalidez. Disponen también de una cláusula de responsabilidad civil, que cubrirá hasta 70 millones de euros en caso de daño y 15 millones en caso de daños materiales. Todo esto teniendo en cuenta que el conductor no sea el responsable del accidente, ya que en ese caso, Zity le cargará extras por la tramitación. Hasta 4o euros si tiene que enviar un operario y 50 euros si es necesaria una grúa.

Respiro

Cuenta con una póliza todo riesgo con franquicia de 499 euros. En caso de accidente, si el cliente es el culpable, tendrá que pagar los primeros 499 euros de reparación. El seguro sólo abonará lo que supere esa cantidad. Pero Respiro tiene diferentes tipologías de seguro. El anteriormente mencionado es el “modelo básico”. 

Existe una segunda opción, llamada “modalidad relax”, que cuenta con una reducción de franquicia hasta 99 euros al año. El coste de esta modalidad es de 55 euros. Es decir, pagarás esa cantidad por ahorrarte tres cuartas partes de la franquicia. La póliza también se hará cargo de los daños que puedas ocasionar a terceras personas con el coche. Incluye asistencia en carretera, aunque con muchas limitaciones. No se hará cargo de pinchazos, roturas de neumáticos y llantas no debidas al desgaste de los mismos. Así como de averías producidas por golpes en los bajos y daños producidos por el agua o barro. También por daños en la tapicería que no procedan del desgaste normal que puede producirse por el uso.

Hay otras empresas como Bluemove y Avancar, en las que la forma de asegurar sus vehículos es casi idéntica. Un todo riesgo con franquicias, siendo éstas, nuevamente, las encargadas de romper la igualdad. En el caso de Bluemove, su póliza cubre la responsabilidad civil obligatoria. Así como los daños personales del conductor, de sus ocupantes y también del vehículo. Si se produce un incidente, la tipología de las franquicias vendrá marcada por el plan que se haya elegido, el tipo de coche y por los años de carnet que tenga el conductor.

Desde :DriveSmart seguimos comprometidos con la necesidad de aportar una certificación a los conductores que utilizan coches que no son de su propiedad. Sabiendo qué tipo de conductor se está subiendo al vehículo y conociendo su reputación como tal,  se ahorrarían muchos disgustos. Como hemos dicho siempre, queremos carreteras llenas de buenos conductores.

A través de nuestra app gratuita evaluamos tu comportamiento al volante, te ofrecemos toda la información relevante en cada viaje y te ayudamos para que puedas aprender de tus errores. 

 

Descárgate y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog

Histórico