El conductor certificado, en la vida

No hay comentarios todavía

Desde :DriveSmart siempre incidimos en lo importante que es ser buen conductor. La experiencia al volante y los buenos hábitos de conducción traspasan las barreras de lo automovilístico. A nivel personal, social, económico o laboral, ser bueno al volante cuenta con innumerables ventajas. ¡Presta atención!

El precio de conducir

El Instituto para el Ahorro y la Diversificación Energética (IADE) es un estamento que pertenece al Ministerio de Industria. Y determinó, por medio de su última encuesta, que mantener un vehículo en España nos cuesta de media unos 2.000 euros al año. Si esta cifra te sorprende, hemos de decirte que es de las más bajas que encontramos respecto a análisis de este tipo.

FleetData desarrolló un estudio de mercado en el que se exponía que un coche necesitaba unos gastos de mantenimiento de aproximadamente 0,24 euros por cada kilómetro recorrido. Si esta cantidad se multiplica por 10.000 kilómetros, por poner un hito realista, se comprobará que 2.400 euros anuales es una suma mayor a la del estudio de la IADE.

En esta cifra no están incluidos todos los gastos que tiene un automóvil. Sólo lo que podríamos denominar como gastos fijos. Es decir, partimos de la base de que aquí se aglutina el seguro del coche, el combustible que repostamos, las revisiones periódicas, el mantenimiento propio o el impuesto de circulación. De estos desembolsos nadie se libra. Aunque sí es cierto que en un futuro no muy lejano la propia administración podrá reducir algunos de ellos a quienes acrediten experiencia y buenos hábitos de conducción.

La importancia de una buena conducción…

Ahora pasamos a hablar de circunstancias que provocarían una suma de dinero añadida a nuestro presupuesto. Y que podríamos ahorrarnos en el caso de cuidar nuestros hábitos. O respetar el Reglamento de Circulación. En definitiva, las consecuencias positivas que nacen de ser un buen conductor.

Por un lado, tenemos que hablar de uno de los agentes principales que incurren en estos gastos variables: las infracciones de tráfico. La ley de tráfico establece tres tipos de multas, como son las leves (hasta 100 euros), las graves (hasta 200) y las muy graves (hasta 500). Y no pienses en las multas como algo ajeno. Porque en 2018, la DGT recaudó en importes de multas alrededor de 350 millones de euros. Además, el coste también puede sobrepasar el tema económico, con la pérdida de los puntos del carnet

Por otro lado, para hablar de una conducción óptima tenemos que darle cabida a la conducción eficiente. Y tiene por consecuencia la conservación del medio ambiente, debido a las emisiones del coche. Pero también el ahorro económico, en cuanto a un menor gasto en combustible, la preservación del estado del coche y la disminución de la frecuencia en el paso por el taller.

…Y certificada

Sí, es obvio lo importante que es tener una conducta excelente al volante. Pero, ¿cómo demostrarlo? ¿Para qué? ¿En qué puede ayudar una certificación de la conducción? En :DriveSmart ya lo hacemos. Por eso, conocemos sus beneficios en diferentes ámbitos de la vida. Veamos algunos ejemplos:

  • A nivel laboral:
    • Eres chófer profesional y no sabes cómo demostrar a las empresas que eres el mejor conductor que pueden encontrar. Da igual si es una flota de VTC, taxis, reparto a domicilio, mensajería o de camiones. El Certificado :DriveSmart no solo muestra la valía del conductor, en términos de seguridad sino también su conducción eficiente. Al fin y al cabo, conducir bien provoca que disminuya la posibilidad de cometer infracciones. E incluso de sufrir accidentes. Un conductor certificado garantiza a la empresa un conductor con un índice de riesgo muy inferior a la media.
    • Al margen de la ocupación profesional, ser un buen conductor también es interesante para las empresas. ¿Sabes cuántos accidentes de tráfico en entorno laboral se producen cada año en nuestro país? ¿Sabes el impacto que supone una baja laboral por un accidente de tráfico para una empresa? ¿Y sabes también que, cada vez más, desde los departamentos de RSC de las empresas se valora (y premia) la buena conducción de los empleados? 
  • En el día a día: 
    • Con tu coche privado. Coges tu coche para tus desplazamientos, sí. Pero quizá también lo utilizas en plataformas de viajes compartidos, como Blablacar. Y es importante ser agradable y tener buenas valoraciones, sí, pero… ¿A quién crees que eligirá alguien que está buscando un conductor con el que viajar: a uno que puede demostrar que es un buen conductor… o a alguien que solo es “majo”? 
    • Con coches de alquiler o carsharing. Tienes tu coche privado (o, ni siquiera tienes tu propio coche, algo habitual en ciudades grandes como Madrid) y utilizas coches de alquiler o de carsharing. ¿Y si puedes aprovechar que eres un buen conductor para que tu alquiler o tus minutos al volante sean mucho más baratos o beneficiarte de unas mejores coberturas en el seguro de este tipo de vehículos, por ejemplo? No es mal plan, ¿verdad? Beneficiarte de todas las ventajas que la industria está dispuesta a ofrecer a conductores con menor riesgo, supone un importante ahorro a nivel económico.
    • Con otros servicios de movilidad: motosharing, bicicletas, patinetes… Porque un buen conductor lo es dentro y fuera del coche. Y las estadísticas lo demuestran. Alguien que sabe lo importante que es la seguridad vial la aplica a todos los tipos de vehículos que utiliza. Porque sabe que cualquier método que use para desplazarse convive directamente con el resto de vehículos que se mueven por la carretera. Y su actitud es responsable tanto si va al volante como si va al manillar, en una moto, o en patinete. Las plataformas de movilidad lo saben. Y lo valoran. Y por eso, ellos son los más interesados en que sus vehículos los utilicen los buenos conductores, porque los van a cuidar y utilizar de la forma adecuadas. Precisamente por eso, saben que a ti deben bonificarte para premiar. Ganas tú y ganan ellos. 
  • En lo personal:
    • Saberse como un magnífico conductor también juega un papel interesante. Nosotros buscamos que los usuarios que usan nuestra app mejoren día a día y aprendan de sus errores. Y que por consiguiente, disfruten de la conducción y de facilitarla a los demás. Por lo que, la superación personal también juega un gran papel.
    • Además, los conductores tienen necesidades en su día a día: llevan a los niños al cole, por ejemplo. ¿A quién confiarías esa tarea si puedes elegir entre alguien que no sabes (ni puede demostrar) cómo conduce y un conductor certificado?

Y tú, querido usuario de :DriveSmart, ¿en qué sentido crees que es bueno ser un buen conductor y poder demostrarlo? ¿Piensas que organismos como la DGT debería premiar a los buenos conductores con beneficios o más puntos? ¿Y el resto de administraciones? ¡Cuéntanoslo en los Comentarios! Estamos deseando leerte…

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog