Semana Santa sobre ruedas: Los pueblos desconocidos de Orense

No hay comentarios todavía

Ya es una realidad. La Semana Santa está aquí. Y claro, ya todos sabéis los planes que llevaréis a cabo. Jueves y Viernes Santo son festivos, por lo que es una magnífica ocasión para salir de viaje. Aunque, la verdad sea dicha, no hace falta salir de España para visitar lugares que te teletransporten a otras épocas o territorios. Y si a día de hoy, tienes las maletas preparadas pero no sabes qué rumbo tomarás en estos días festivos, no te agobies. Si no sabes si elegir entre playa, nieve, incienso, campo, pueblo o ciudad, te vamos a echar una mano. Y lo más importante: sin aglomeraciones.

Ya sabes que nosotros hemos venido aquí para haceros más fácil la vida al volante. Es por ello que vamos a tomarnos la licencia de recomendarte una ruta en coche por Galicia. Concretamente por la provincia de Ourense, por los pueblos con más magi. Esos que se esconden del mundanal ruido, las aglomeraciones y solo algunos privilegiados llegan a conocer. ¿Te animas a conocer los pueblos orensanos con más encanto?

Ribadavia, la villa medieval que fue la antigua sede del Reino de Galicia

Este hermoso pueblo medieval de 6.000 habitantes fue la antigua sede del Reino de Galicia. Se encuentra a 25 kilómetros de Ourense y está bañado por el río Avia. Y también por el vino, ya que el pueblo está íntimamente ligado a él.

Allí se celebra la prestigiosa Feria del Vino do Ribeiro que está declarada como Fiesta de Interés Turístico Nacional. Se celebra en mayo pero como Semana Santa en fechas no cuadra, siempre podemos conformarnos con visitar algunas de las más de 35 bodegas que se encuentran en este enclave.

Si no te da tiempo ahora de programar tu visita, septiembre y su archiconocida fiesta medieval es otra de las fechas estratégica para visitarlo. Eso sí: para entonces, recuerda cambiar tus euros a maravedíes y… ¡a viajar al medievo!

Celanova, esa gran desconocida misteriosa…

Esta localidad orensana cuenta con reminiscencias de la época romana y de la Edad Media. Prueba de ello es el Monasterio de San Rosendo, Bien de Interés Cultural en cuyo interior se encuentra la iglesia de San Salvador, San Pedro y San Juan, la capilla mozárabe de San Miguel, Claustro del Poleiro o viviendas para peregrinos y huéspedes. Data de la época de San Rosendo, un noble galaico que vivió en la zona durante el siglo X. 

Verín, sede del Entroido y con aguas medicinales

Verín es un pueblo que es muy conocido por ‘O Entroido’, su fiesta de Carnavales. Está situado en un valle regado por el río Támega y supervisado en lo más alto por el castillo de Monterrei, una visita más que obligada.

Esta fortaleza es la más grande de todo el territorio gallego y se cuenta que allí se esbozó la primera imprenta de la que salieron los primeros libros de la historia de nuestro país. Además de esto, Verín tiene especial relevancia en el ámbito de las aguas medicinales, ya que reúne a las archiconocidas Cabreiroá, Fontenova, Sousas o Requeixo.

Allariz, Conjunto Histórico Artístico… ¡de pura magia!

El pueblo de Allariz se ha declarado como Conjunto Histórico Artístico, mayoritariamente por sus edificaciones medievales. Si pasas por esta coqueta localidad no te puedes perder los preciosos bosques de castaños que aderezan su territorio. La iglesia de Santiago, los restos de la muralla, el Barrio Judío o el puente románico de Vilanova, como puedes observar en la imagen,  son algunos de los estandartes de Allariz que no debes pasar por alto. Anda que no apetece estar ahí retozando al solecito como los dos protagonistas de la foto, ¿eh?

O Carballiño, entre balnearios y pulpo 

La localidad de O Carballiño tiene alrededor de 14.000 habitantes y se encuentra próxima a los primeros pueblos de Pontevedra. Este enclave orensano cuenta con varias hectáreas de parques naturales, que rodean la sierra del Faro y el valle del Arenteiro. En su término municipal se hallan el Gran Balneario y Caldas de Partovia, dos de los balnearios con más antigüedad de España. Otro de los platos fuertes del pueblo reside en el Templo de Veracruz, como pueden ver en la imagen. Fue una obra de Antonio Palacios, arquitecto de la zona, que acabó esta magnífica edificación en el año 1957.

Si lo que estás pensando es en el estómago, Carballiño es la ciudad emblemática relacionada con el tradicional “pulpo á feira”. Si quieres disfrutarlo a otro nivel, este es el lugar. La cita más recomendable para hacerlo, en septiembre, durante su famosisíma feria del pulpo.

 

Después de todo este despliegue informativo que te hemos hecho por los pueblos orensanos con más encanto, sólo te vamos a pedir una cosa. Si nos haces caso y decides poner rumbo a Galicia, esperamos tu crónica sobre esta ruta. Así que como siempre estamos deseosos de leeros, por si gustáis… ¡Déjanos un comentario!

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog