Conductores de Madrid, prohibido el paso

6 comentarios hasta ahora

¡Aviso a los conductores residentes en Madrid Central! Desde :DriveSmart nos gustaría comunicaros que, en los próximos días, notaréis un aumento de mensajes de viejos amigos. Y no, no es la llegada de Navidad. No te vas a encontrar el clásico copia y pega deseándote feliz entrada de año. La verdadera razón de este interés repentino va mucho más allá. Es conseguir una de las 20 invitaciones que tendrás para que tus cercanos pueden acceder en coche al centro de la ciudad. ¿Que aún no te has enterado?

El próximo 30 de noviembre entra en vigor ‘Madrid Central’. Esta iniciativa, impulsada por el ayuntamiento, aborda la restricción de acceso de vehículos en las zonas de altas emisiones. Esta medida agrupa las 4 Áreas de Prioridad Residencial como un todo. Y según qué coche tengas, podrás circular con normalidad o serás castigado por Manuela Carmena.

¿Qué tipo de vehículos podrán circular por el centro?

Si no vives en el centro y coges el coche para trabajar en él, es probable que le tengas que hacer hueco en tu bolsillo al bono del metro. Sólo podrán circular los residentes empadronados en esa zona y sus 20 invitados anteriormente citados. Además, también estará permitido el acceso a personas de movilidad reducida, a vehículos ECO y a los servicios públicos. Si vas en moto o te dedicas al servicio de transporte , deberás solicitar una etiqueta ambiental.

¿Y cuáles no podrán acceder?

Eres coleccionistas de coches antiguos. Te encanta pasear tus automóviles por el centro de la capital. Y saludar a los viandantes… No es por ser aguafiestas, pero estamos seguros de que lo que vas a leer a continuación no te va a gustar.

Los coches de gasolina anteriores al año 2000 y los de diésel anteriores a 2006 no podrán circular por ‘Madrid Central’. Respecto a las motocicletas, su acceso a esta zona estará restringido si fueron fabricadas antes del año 2003. Los vehículos que carezcan del distintivo ambiental de la DGT tampoco podrán transitar y los que cuenten con etiquetas B o C sólo podrán estacionar en aparcamientos privados.

¿Y si me pillan con las manos en la masa?

Si no cumples los requisitos anteriormente citados, puedes quitarte el mono de conducir por las grandes calles del centro durante 2 meses. Por lo tanto, a partir del 30 de noviembre, esta ley entra en vigor pero su incumplimiento no conllevará multas hasta finales de enero. Se abre por lo tanto un plazo de adaptación para que hagamos la digestión de esta medida. Una vez finalice, la sanción por circular por ‘Madrid Central’ sin autorización será de 90 euros

Esta iniciativa sólo afectará a Madrid, de momento. ¿Qué opináis de estas restricciones? ¿Teméis que se pueda propagar como una plaga en otras ciudades españolas? Participa y déjanos tu opinión en los comentarios… 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 comentarios en “Conductores de Madrid, prohibido el paso”

  1. Estoy de acuerdo con la manera de intentar reducir la contaminación pero no con las formas, no se puede empezar la casa por el tejado. Solo se restringe, pero no sé aportan soluciones. Tenemos suficientes parkings?transporte público con gran frecuencia y limpio? centrales nucleares para tanto consumo eléctrico?sí no puedo circular nos quitarán el ivtm? Los políticos utilizarán el transporte público o seguirán con sus coches oficiales y chóferes y escoltas? Muchas cosas se deben mejorar antes que tomar medidas drásticas

  2. Bueno… si es por el medio ambiente bienvenido sea… No es la primera capital europea que lo hace. Al menos esta medida parece que tiene más criterio que la del amigo Periquito Sanchez de subir el diesel indiscriminadamente.

  3. Me parece bien para la disminución de la contaminación medioambiental que sufre la ciudad, además de los atascos por la gran cantidad de vehículos en la zona Madrid Centro.

  4. yo, que no tengo vehículo propio y mi único medio de transporte es el púbico, tengo sentimientos encontrados. Por un lado, esto querrá decir que, si ya me aso como un pollo por las mañanas o en horas puntas en el metro y cercanías, no me quiero imaginar a partir del 30 de noviembre. Por otro lado, me parece una medida necesaria que tarde o temprano tendría que llegar, siendo más o menos estricta.

Buscar en nuestro blog