Así debemos conducir cuando hay nieve en la carretera

No hay comentarios todavía

Como ya sabemos, media España ayer se cubrió de nieve, y esto dificulta el tráfico y los desplazamientos de muchos conductores. El caos en las carreteras es algo habitual si la nieve entra en la ecuación, pero por ello, debemos ir prevenidos y con los deberes hechos antes de salir de casa. ¡Que no te pille desprevenido la próxima vez!

Ten en cuenta la previsión del tiempo

Si vas a salir en ruta, ante todo, consulta la previsión metereológica; si crees que la cosa se va a poner muy chunga, ¡pospón tu viaje! En el caso de que puedas viajar, no olvides objetos imprescindibles como las cadenas, el chaleco reflectante o los triángulos de señalización.

También debes tener en cuenta, algunas cosas menos obvias que te ayudarán en caso de que la nieve no te deje avanzar: una manta, algo de comida, una linterna, una espátula de plástico para rascar el hielo y un pequeño botiquín con material básico. Intenta también tener la batería del móvil cargada, por si tienes que comunicarte o geolocalizarte.

Consejos útiles

En el peor de los casos, si tu coche se queda atrapado en la nieve, tenemos unos consejos, que podrían ayudarte:

  1. Revisa el tubo de escape antes de encender el motor. Si tiene nieve, quítala. 
  2. Quita la nieve y el hielo de alrededor del coche. Rompe el hielo que haya alrededor de las ruedas. Quita también la nieve con una pala, y abre un pequeño camino por donde vayas a sacar el automóvil.
  3. Echa sal o arena. La sal ayudará a derretir el hielo que se forma cuando giran las ruedas. La arena te dará tracción. Si tienes líquido limpiacristales o anticongelante, también puedes usarlo para que se derrita el hielo.
  4. Pon las cadenas para mejorar la tracción de las ruedas.
  5. Endereza las ruedas. Gira el volante para enderezar las ruedas delanteras lo más posible. Es mucho más fácil que el coche se mueva, si las ruedas están derechas.
  6. Usa una velocidad baja para sacar el coche. Acelera un poco hasta que las llantas empiecen a avanzar, haz esto poco a poco hasta que tengas espacio para salir.
  7. Quítale un poco de aire a las ruedas. Pueden tener un poco más de tracción de esta manera.
  8. Mueve el coche. Ve hacia delante y detrás para conseguir más espacio.

Una vez pongas marcha a tu destino, recuerda respetar los límites y tener mucha paciencia al volante.
¡Con :DriveSmart todo es más fácil! Descárgatela y comprueba si eres tan buen conductor como crees.

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog