¿Qué me aporta la app?

¿Soy de verdad un buen conductor? 

Ser conductor es caro: el carné, el coche y el seguro, por no hablar de la gasolina y revisiones. Y, encima, las multas. Pero me gusta mucho conducir…

Los que conducimos bien somos mayoría. Hasta ahora no tenía manera de confirmarlo, ni qué hacer para saberlo a ciencia cierta. Me preocupaba, sobre todo, porque creo que no es justo que todos los conductores paguemos por igual. Es decir, me parece injusto que un buen conductor tenga los mismos gastos que uno que no lo es. Buscando y buscando llegué a esta app: ahora sé cómo conduzco, qué puntuación tengo como conductor y la nota que consigo en cada viaje. Y, además, veo exactamente dónde fallo y en qué puedo mejorar.

Ahora conozco al detalle qué conductor soy. También cuáles son mis puntos débiles y fuertes y me reto cada día a mí mismo para ser mejor conductor. He aprendido cómo ahorrar  hasta 5 euros por depósito y, encima, aprovecho que soy un buen conductor para conseguir las Recompensas que me merezco.

Mi reputación vale su peso en oro

Por fin tengo un plus que no todos tienen: yo sí puedo demostrar que soy un buen conductor. Día a día, viaje a viaje, voy construyendo mi reputación como conductor para que quienes viajan conmigo sepan que valoro la seguridad y el respeto en la carretera. 

Y como soy un buen conductor, aprovecho para compartir coche y viajes con pasajeros que quieren ir a mi mismo destino. Y para que todos lo sepan, indico mi puntuación con la app y siempre hay un montón de gente que quiere viajar conmigo, vaya donde vaya: saben que, además de ahorrar, yo les ofrezco algo que no encuentran en muchos otros: confianza y seguridad al volante.  Porque yo sí puedo demostrar que soy un buen conductor.