Se enciende la luz de la batería… ¡Cuidado!

No hay comentarios todavía

Introduces la llave en el contacto de tu coche. (Si tienes un coche de los que no llevan el botón de Start, claro). La giras hacia la derecha. Y se encienden un montón de luces en el cuadro. Te entra el pánico. Y, mientras tanto, de reojo ves la del piloto de la batería ahí. La única superviviente mientras el panel completo vuelve a la normalidad. “Mírala, que no se apaga”, retumba en tu cabeza. 

Calma. ¿Por qué? Porque con nervios no vas a solucionar nada, lo primero. En segundo lugar, porque el testigo se apaga cuando arrancamos el coche. Y te vamos a explicar el porqué. ¿Y qué pasa si emprendes la marcha y sigue encendido? Pues tampoco debes preocuparte. Porque también vamos a esclarecerte el motivo. Y qué hacer llegado ese caso. Por lo tanto, coge asiento, ¡que arrancamos! (nunca mejor dicho😜) 

El “bombo” de la batería

No nos estamos refiriendo a ningún grupo de música. Sino a que se le da mucha importancia a la batería. Y qué duda cabe, claro que la tiene. La batería es la encargada de suministrar la energía eléctrica necesaria para que un vehículo funcione con total normalidad. Y es la principal responsable de que se accione el sistema de encendido del motor y de alimentar al resto de elementos eléctricos de los que se compone el coche. Nos referimos a la radio, el GPS, las luces o el cierre centralizado.

Está compuesta de un acumulador con placas positivas y negativas, unidas por un puente. La corriente eléctrica se genera gracias a una reacción química entre agua destilada y ácido sulfúrico, que se origina en el contacto con las placas.

Pero, ¿por qué se enciende antes de arrancar el coche? La respuesta es sencilla. El testigo se iluminar para indicar que se está consumiendo energía acumulada de la batería. Pero que no está percibiendo corriente para recargarse. Esto cambia cuando procedemos a arrancar el coche. Porque el alternador emite esta corriente que abastecerá a la batería y todos los elementos que precisan de energía eléctrica. Pero, imagina que arrancamos y esto no pasa. Y la luz del cuadro no se apaga…

¿Y si el testigo continúa tras encender el coche?

Cuando esto ocurre podemos seguir nuestra marcha, aunque no es recomendable hacerlo. El alternador es el encargado de generar esa corriente eléctrica que se almacena en la batería. Cuando este falla, puede significar que la correa que recepciona el giro del motor esté deteriorada. O que su vida útil haya finalizado. 

Por lo tanto, la luz informa de que se está consumiendo la energía almacenada en la batería. Pero que no está siendo cargada por el alternador. Y esto puede suponer que se agote totalmente para accionar el motor de arranque.

La recomendación pasa por no aventurarse a seguir la marcha cuando el testigo de la batería no se apaga. Así que el consejo pasa por llamar al seguro o a la grúa para que inspeccionen el sistema y determinen cómo se encuentra. Esa es la recomendación pero, ¿habéis tenido alguna experiencia similar? ¿Qué habéis hecho en caso de que vuestra batería os ignore? Estamos ansiosos por escuchar vuestros testimonios. Déjanos un comentario, somos todos oídos (bueno, ojos🤓).

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog