¿Qué futuro le espera al diésel?

No hay comentarios todavía

Mucho se ha escrito en los últimos meses sobre cuál será el futuro del diésel. Y por el momento, se presenta bastante incierto. No cabe duda de que la venta de los vehículos diésel ha caído considerablemente, especialmente desde el conocido “dieselgate” en 2015.  Todo ello, agudizado por las medidas anticontaminación y las crecientes restricciones de circulación para los modelos con este tipo de tecnología puestas en marcha en muchas ciudades europeas. 

Las cifras hablan por sí solas

En 2017 cerró con datos aún positivos para el diésel con una cuota de mercado del 48,3% frente al 46,5% de la gasolina. En el primer semestre de 2018 se ha producido un giro notable: 57,7% para la gasolina y 37% para el diésel. Esto no ha sucedido sólo en España, sino que se ha repetido en casi toda Europa. 

Algunos gobiernos aseguran que la muerte del diésel es inminente. Así, por ejemplo, el Tribunal Superior de Alemania ha dictaminado recientemente que pueden prohibir legalmente los automóviles con motor diésel. Por su parte, Francia, Reino Unido, Noruega o Países Bajos prohibirán la venta de estos automóviles, a partir de 2025. 

¿Y qué pasa en España?

Nuestra ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, comentó hace unos días que “el diésel tiene los días contados”. Algunos apuestan también por 2025 como fecha clave para su “desaparición” en nuestro país. ¿Será cierto? 

Los motores diésel irrumpieron en el mercado europeo en los años 90. Y lo hicieron como la gran apuesta para reducir las emisiones de dióxido de carbono en la lucha contra el cambio climático. Su venta se fomentó tanto, que incluso se vieron favorecidos fiscalmente para su combustible. Esto provocó una excesiva acumulación de este tipo de vehículos en las ciudades, siendo especialmente llamativo el caso de España

Si bien es cierto que los vehículos de gasóleo emiten menos gas de efecto invernadero (CO2) que los de gasolina, la realidad es que expulsan más óxido de nitrógeno (NOx) y estas emisiones son las que suponen el verdadero problema en grandes núcleos urbanos como Madrid y Barcelona, ya que son las que afectan a la salud de la población. Esto se sabía, puesto que algunos países llegaron a prohibir el diésel y, sin embargo, no se actuó al respecto en su momento. Ahora entran las prisas por solucionarlo, y mucho nos tememos que las medidas llegan tarde y mal. 

:DriveSmart como alternativa a optimizar la eficiencia

Solo el tiempo dirá si esta “caza” al diésel termina acabando con su vida. O si simplemente resultará herido. En cualquier caso, tanto si tu vehículo es diésel como si es gasolina, no dejes de usar :DriveSmart. La app te ayudará a mejorar tu conducción y a hacerla más eficiente. Por lo que sea cual sea tu tipo de combustible, ahorrarás en el consumo del mismo. 

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog