“DriveSmart se ha convertido en un pedal más del coche”

No hay comentarios todavía

Jesús Reviejo, ganador del Reto :DriveSmart del mes de enero, asegura que a pesar de usar la app desde hace apenas tres meses, esta se ha convertido ya en su “mejor amiga” al volante. Afirma sentirse agradecido porque :DriveSmart le ha permitido ser más civilizado a la hora de conducir. ¿Su truco para alzarse con el primer premio con una puntuación de 100?  Una buena combinación de tranquilidad y atención. Os invitamos a conocerle.

¿De dónde eres y a qué te dedicas?

Vivo en Madrid desde hace muchos años, aunque soy de un pueblo de Toledo. Trabajo en un centro de investigación.

¿Qué se siente al ser el mejor conductor de enero de toda España con una puntuación, además, de 100?

Me siento satisfecho y agradecido. Siempre es una satisfacción “ganar una competición”. Y me siento agradecido a :DriveSmart por esta estupenda iniciativa que nos hace competir por ser más civilizados al volante.

¿Cuánto tiempo llevas usando la app? ¿Cómo la conociste?

Empecé hace muy poco, en diciembre del año pasado. Si te digo la verdad no recuerdo bien cómo la conocí. Creo recordar que estaba mirando en internet el típico artículo sobre las mejores apps para el coche (estaba valorando qué app de navegación me interesaba más) y me topé con esta que, aunque no es de navegación, me llamó la atención. Además, me sedujo la posibilidad de poder competir y ganar premios haciendo algo que hago a diario como es conducir.

¿Qué te parece DriveSmart, qué es lo que más te gusta de la app y qué añadirías o mejorarías?

Me parece una estupenda iniciativa, la aplicación funciona muy bien. Me gusta mucho que haya atraído a empresas para que ofrezcan recompensas a los buenos conductores. Ojalá atraiga a muchas más.

¿Estás participando en más retos con DriveSmart? 

Sí, en el reto Legálitas y también he obtenido muy buenos resultados.

¿Te consideras un buen conductor? ¿Cuál dirías que es tu truco para serlo? ¿Algún consejo?

Parece ser que alrededor del 90% de conductores (incluido yo) se creen mejores que la media, lo que no puede ser, así que esta era una buena ocasión para saber si lo soy realmente o tengo un sesgo cognitivo. Aunque no descarto lo del sesgo, parece que :DriveSmart me ha dado la razón. 

Para ser un buen conductor del tipo al que premia DriveSmart, yo diría que es necesaria una combinación de tranquilidad y atención.  A pesar de vivir en Madrid, donde se supone que conducimos estresados (creo que es un mito), yo procuro conducir tranquilo. Jamás intento ganar minutos en el coche. Digamos que mi máxima al volante es: “si salgo tarde, llego tarde”. No cambio mi forma de conducir aunque tenga prisa.

También es importante la atención. Conducir tranquilo no significa conducir dormido. Es importante ser consciente de todo lo que ocurre alrededor de tu coche para saber anticiparte. Si consigues anticiparte a un imprevisto sin brusquedad es porque tu nivel de anticipación es muy alto y lo que para otros es un imprevisto para ti es una variable más que podía darse y se ha dado. Para eso hace falta atención y consciencia.

¿Sientes que tu manera de conducir ha cambiado desde que usas DriveSmart?

Algo sí. Yo era y soy lo que podríamos llamar un friki de la conducción eficiente, intento hacer muchos kilómetros con un depósito de combustible y eso hace que tenga un estilo de conducción muy anticipativo y suave, sin acelerones ni frenazos bruscos. Sí reconozco que, gracias a participar en los retos de :DriveSmart, ahora me fijo más en los límites de velocidad, sobre todo en vías urbanas, porque en carretera siempre voy dentro de los límites o por debajo: a la mínima ocasión uso el regulador de velocidad, incluso en ciudad (aquí más el limitador). Para mí ya es como si fuera un pedal más del coche, lo uso casi inconscientemente.

¿Alguna vez te han puesto una multa?

Pues la verdad es que sí. En más de treinta años conduciendo alguna ha caído. Y debo confesar que una muy recientemente, de aparcamiento, aunque llevaba años sin cometer infracciones.

¿Cuál fue tu primer coche? ¿Y tu vehículo actual?

Mi primer coche fue un Fiat Tipo. El actual es un Citröen C4. Siempre he tenido coches que se mueven en este segmento. Suelen tener una buena relación calidad-precio.

¿Tienes algún coche soñado? ¿A quién te gustaría llevar en ese cochazo?

La verdad es que no soy nada mitómano, y menos en esto de los coches. Aunque tampoco rechazaría dar una vuelta en un Ferrari F-40.

¿Cómo crees que conducimos los españoles en general?

En general, creo que bien, pero sí que veo algunos defectos “nacionales”. Por una parte, la aversión al carril derecho. Lo veo a diario en la M-30. Lo primero que hace la gente al incorporarse es irse al carril central aunque no haya nadie en el derecho. Y ahí se quedan hasta que esté cerca su salida, con lo que, a efectos de capacidad, es como si no tuviéramos carreteras de más de dos carriles. Si vais por ahí y veis un coche en el carril derecho, saludadme, que soy yo.

Por cierto, he comprobado que las campañas de la DGT funcionan: una mañana me sorprendió ver bastantes más coches por el carril derecho de lo habitual y más tarde escuché en la radio un anuncio de la DGT al respecto. No sé cuál es la razón de que muchos conductores hagan esto pero sospecho que lo hacen para que no les perturben las incorporaciones. Se cambian una vez al principio y listo. Da igual que el carril derecho vaya vacío. Es posible que la gente sea reticente a cambiar de carril más veces porque no está segura de qué está pasando alrededor de su coche. 

Y creo que esto está relacionado con otro defecto que he detectado: la mala colocación de los espejos exteriores. Es muy frecuente ver que los espejos están orientados de tal forma que en la mitad de su superficie solo ves tu propio coche y, bueno, no hace falta, ya sabes que está ahí, vas subido en él. Si te conformas con ver las manillas de las puertas verás mucho más hacia el exterior y el punto ciego será mínimo.

Por último, creo que tampoco sabemos atacar las rotondas, y da igual cuantos carriles tengan. La gente llega a una rotonda y se queda paralizada, cuando lo más fácil suele ser incorporarse sin parar, especialmente si vas por el carril derecho (anticipación, siempre anticipación). Si hay gente circulando por la rotonda pero por el carril derecho no viene nadie, ¿por qué no incorporarse?. 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog