5 rutas para enamorarte con tu coche

No hay comentarios todavía

Este San Valentín, tanto si tienes pareja como si no… ¡lo vas a celebrar! Y no, no nos referimos al planazo de quedarte en casa vaciando la despensa. Activa :DriveSmart, sintoniza la música que servirá de banda sonora a tu escapada y, si te apetece, búscate un copiloto.

Cupido pone las flechas y nosotros seguimos sus rutas para enamorarte de los mejores rincones para disfrutar de nuestro país al volante. Solo o en pareja en San Valentín, con tu coche… ¡Te vas a enamorar!

1. La ruta de los suspiros: De Asturias a Cantabria

Cangas de Onís.

Siempre se ha dicho que el norte es muy romántico, con sus prados verdes, sus bosques frondosos, sus acantilados interminables… sus-piramos por el norte. ¡Ainsss! Si a ti también te pasa, ¡esta es tu ruta!

Origen: Gijón (Asturias)
Destino: San Vicente de la Barquera (Cantabria)
Duración: 3 horas

Arrancamos desde Gijón, suspirando al ver sus fantásticas playas, aunque a estas alturas del año… ¡sólo aptas para los más valientes! Para disfrutar del paisaje, te recomendamos que evites la A-8 (más rápida, sí, pero menos pasional) y elijas la N-632.

Una parada que no te puedes perder es la ría de Villaviciosa, ideal para un picnic romántico (con velitas y todo, si eres de los que van preparados). La siguiente parada obligatoria es Cangas de Onís. Es verdad que no está de camino, pero ¿qué es un pequeño desvío si merece la pena?

Truco de San Valentín: baja por la N-634 y luego por la N-625. Allí encontrarás un precioso puente romano, perfecto para jurarse amor eterno.

Si vas con tiempo, te recomendamos otros dos pueblos: Llanes y Pechón. Sus playas son… ¡ay, sus playas!

Una vez en tu destino, San Vicente de la Barquera, además de lo increíble del paisaje, si quieres completar la ruta tienes dos opciones: el Castillo del Rey y la Iglesia de Santa María de los Ángeles. Tú eliges. ¿Por cuál vas a suspirar?

2. La ruta mediterránea, para amantes de la paella

Castillo de Peñíscola

Si te imaginas casándote en una playa caribeña, te recordamos que al Caribe no se llega en coche… ¡pero al mediterráneo sí! No lo dudes amigo, esta es tu ruta.

Origen: Benicassim (Castellón)
Destino: Cambrills (Tarragona)
Duración: 3 horas

Benicassim. Mar y montaña ¡en un solo pueblo! Bandera festivalera en verano, localización paradisíaca en invierno, Benicassim es, en esta época, ideal para encontrar la tranquilidad más exótica. Para amantes de la montaña, el Desierto de las Palmas es visita obligada antes de arrancar con :DriveSmart.

Desde allí, has de elegir la N-340 y recuerda que en cualquiera de los pueblos que pases puedes tomar una buena paella valenciana. ¡Que no solo de amor vive el hombre!

De todos los pueblos que irás encontrando, Peñíscola es punto de parada sí o sí para aprovechar a visitar su monumental y apasionante castillo. Siguiendo por la N-340 recorrerás varios pueblecitos costeros. Recuerda: ¡no hay límite para parar!

Ya en Cataluña no puedes saltarte el Delta del Ebro, ¡un paisaje inigualable! Con su propio parque natural, es un sitio perfecto para hacer palpitar el corazón y perderse, ya sea solo o acompañado. Sin dejar la N-340 (como ves, esta ruta no tiene pérdida) llegarás a Cambrills, con planes para todos los gustos: visita cultural al casco antiguo, romántica caminata con helado (si el tiempo y la garganta lo permiten, claro) por el paseo marítimo, o simplemente, un ratito de relax en sus preciosas playas. ¡Cuánta variedad, cuánto sentimiento!

3. La ruta que lo tiene tó: de Almería a Granada

Castillo de Santa Ana, en Almería

No podíamos olvidarnos de los andaluces con todo su arte, y como no podíamos decidirnos entre sus playas o su imponente sierra… ¡Esta ruta lo tiene tó!

Origen: Roquetas de mar (Almería)
Destino: Trevélez (Granada)
Duración: 3 horas

Partimos de Almería, preciosa ciudad costera, perfecta para pasear por la playa. Si, además, te apetece una visita cultural, te recomendamos el castillo de Santa Ana, una obra de arte del S.XVII.

Cuando estés listo para salir, toma la AL-3300 para conducir por la costa. Allí encontrarás otro lugar que no debes pasar de largo: el paraje natural Punta Entinas-Sabinar. Un idílico paisaje en el que podrás disfrutar no sólo de la flora, si no también de la fauna, sobre todo de su grandísima variedad de aves ¡Incluidos los flamencos!

Ya vamos dejando la costa y nos adentramos en el interior. Toma la A-389 y después, un tramo de la A-7 para finalmente llegar a la A-347, donde te recomendamos que pares en Berja, si no es para comer, para visitar la plaza principal y pasear por sus calles. ¡Qué bonitos los pueblos andaluces, y olé!

A continuación toma la A-348. Pasarás por muchos pueblecitos y miradores que no tienen desperdicio. Para llegar hasta nuestro destino, Tréverez, deberás pasar por la A-4127, la A-4130 y finalmente por la A-4132. Una vez allí, los más valientes, podrán darse un bañito… ¡Muy bueno para la circulación, quillo!

4. La ruta del fin del mundo: de Camariñas a Fisterra

La playa de Langosteira, en Camariñas

Sabemos que, por amor, se puede llegar hasta el fin del mundo. Y tú, por amor a tu coche sabemos que llegarías… ¡mucho más allá! Por eso, hemos seleccionado una ruta con la que te prometemos que lo conseguirás. Literalmente. Está cerca de la Costa da Morte y podrás poner sabor a San Valentín con una buena mariscada. ¿A que ya ubicas por dónde cae el fin del mundo? 😉

Origen: Camariñas (A Coruña)
Destino: Faro de Fisterra (A Coruña)
Duración: 1 hora

Empezamos en Camariñas, una encantadora aldea pesquera, ideal para pasear por la playa o por su puerto. Desde allí, toma la AC-432, que va paralela a la costa. Una parada interesante es Ponte Porto, un pueblecito típico del norte, donde parar a tomar algo, a disfrutar de sus calles, sus gentes y de sus bucólicas vistas.

A continuación, baja por la CP-1603. En ella podrás disfrutar de preciosos paisajes verdes y las típicas “aldeíñas galegas”. También es una buena idea bajar por la costa para disfrutar de las vistas al mar y de los impresionantes desfiladeros de la zona.

Llegarás a la AC-440, por la que alcanzarás la costa, y allí ya podrás coger la DP-5201. No puedes irte sin pasar por la playa de Langosteira, digna de postal. Una playa de arena blanca, más caribeña que gallega. ¡La envidia de cualquier selfie!

Sigue bajando, ahora por la CP-2301, hasta llegar a la AC-445, que te llevará directo al faro de Fisterra, el segundo lugar más visitado de Galicia. Para describirlo, qué mejor que las palabras de Camilo José Cela: “Finisterre es la última sonrisa del caos del hombre asomándose al infinito”. Un sitio ideal para disfrutar de una paradita y consultar todos los datos de tu viaje en DriveSmart. Eso sí, bien abrigadiños…

5. La ruta de quienes dicen” lo importante es el interior”

El Alcázar de Segovia, un castillo de cuento

En el amor, y en esta ruta, lo importante es el interior. Así que, si no te gusta la humedad ni el agitar de las olas, no lo dudes… ¡Esta es tu escapada!

Origen: Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares (Madrid)
Destino: Segovia.
Duración: 2 horas

Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, en Madrid. Un fantástico parque natural digno de visitar para arrancar con ganas este viaje de interior. Desde allí, arranca DriveSmart, enciende tu coche y elige la M-608, que te dirigirá hasta Soto del Real, donde has de tomar la M-611 hacia Rascafría. Por esta carretera, podrás disfrutar del bosque en su máximo esplendor y detenerte en Miraflores de la Sierra.

Tras llegar a Rascafría, toma la C-604 y la CL-601, para llegar a la Granja de San Ildefonso. Mítica por sus jardines, podrás perderte (solo o acompañado) en su romántico laberinto… ¿Que tienes hambre? El cochinillo es el manjar de excepción de la zona.

Para acabar, y si aún te quedan fuerzas, puedes continuar hasta Segovia, para hacerte la famosa foto en el acueducto, y perderte por sus calles tan repletas de historia. Eso sí: no hay lugar más romántico que el Alcázar de Segovia, tan parecido a un castillo de cuento. El lugar perfecto para declararse, junto con este regalito digital… Ahí te dejamos la sugerencia.Si la tomas, cuéntanos el resultado en los comentarios. ¡Nos conquistarás, seguro! 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog