¿Pagar multas de tráfico? ¡Sí, pero con estilo!

No hay comentarios todavía

Vas por una carretera tranquila, disfrutando de que no hay atasco y te despistas por un momento del velocímetro, te pasas en 10km/h y… multa. Vas a hacer un recado, dejas dos minutos el coche en doble fila y… multa. Estás mirando a ese peatón que se acerca, al del todoterreno que tienes detrás de ti y a la velocidad a la que circulas y, cuando te das cuenta, el ámbar del semáforo ha cambiado a rojo y… multa. ¡De multa a multa y la cuenta sin hacer!

Cada día los conductores nos enfrentamos a situaciones cotidianas que pueden, por distracción, exceso de confianza o desconocimiento, convertirse en multas. Ante ellas, no queda más opción que, en el caso de que no se puedan recurrir, apechugar y pagar la sanción con rebaja si estamos espabilados y atentos. Pero, ya que toca pagar, ¡qué demonios!, hagámoslo como tiene que ser: de manera elegante, disparatada o graciosa. Y para ejemplo, un botón… o estilo, mucho estilo, como el de estos caballeros dignos de ser recordados en este post por su osadía, originalidad y esfuerzo.

Céntimo + céntimo + 19.998 céntimos más = ¡sanción pagada!

Eso ha hecho un murciano a la hora de liquidar una multa de 200 euros que le habían impuesto por saltarse un semáforo. El sancionado no pudo acudir a tiempo a Tráfico para pagarla en el período de pago con descuento porque estaba enfermo.

En cuanto se recuperó acudió a la DGT para entregar un justificante que no aceptaron por lo que decidió protestar y hacer frente al abono de la manera más curiosa que se le ocurrió: con 15.000 monedas de 1, 2 y 5 céntimos. Los funcionarios se negaron a contar las monedas pero sí sellaron la entrega y la multa quedó pagada. Ahí es nada.

137 dólares en 137 cerditos de origami 

Pagar multa con origami... ¡es posible!

Un caballero que iba circulando con su coche por una ciudad recibió una multa de 137 dólares por saltarse un semáforo en rojo. Según él mismo ha declarado “las absurdas cámaras de semáforo y los policías están únicamente para recaudar».

Su enfado fue tal que dedicó 6 horas de su gran habilidad con el origami para preparar 137 billetes de un dólar con forma de cerdito, y las llevó a la comisaría para realizar el pago. Al policía le pareció gracioso no solo el hecho de que hubiese dedicado tanto tiempo a preparar los billetes sino que, además, el contestatario ciudadano los llevó ¡en dos cajas de Donuts! Muy grande y con mucho estilo, o tal y como él mismo ha declarado pagó la multa «de una manera apropiada”.

La clave para ser conductores Smart, tanto si sois muy de Android como si sois muuy de iPhone, está en utilizar la app de moda para evitar sanciones a las que tener que hacer frente pero, si alguna vez os sucede siempre podéis abonarla de una manera monótona y aburrida… o hacerlo con elegancia y estilo y ser los próximos homenajeados en un post de :DriveSmart.

 

Descarga y prueba ahora DriveSmart 

botones de descarga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog