Le detienen por avisar de los controles de tráfico por WhatsApp

No hay comentarios todavía

Tras las multas por “girar la cabeza más de 45 grados” y la estrategia de camuflar los radares entre los contenedores de basura, llega la hora de los chivatazos y las detenciones. La Guardia Civil ha detenido el viernes a un hombre por avisar por WhatsApp de los controles de tráfico.

Pontevedra, zona cero

Ha ocurrido en Pontevedra, la sede actual de los absurdos en relación a la velocidad, las multas y los agentes. La Guardia Civil ha detenido a un hombre al que acusa de avisar de controles de tráfico y facilitar la identidad de los agentes que participarían en dichos controles, a través de WhatsApp.

El denunciado ha quedado libre tras prestar declaración y se enfrenta a una denuncia por un presunto delito de revelación de secretos. La Guardia Civil sospecha que el denunciado ha contado con la colaboración de alguien que tiene acceso a sus propios sistemas, puesto que la información que difundió es la captura en imagen de una jornada de trabajo programada para multar (o controlar la velocidad y seguridad de los ciudadanos, como prefiera denominarse). Por ello, no se descartan más detenciones.

Localizar el radar, complicado… ¡y caro!

La estrategia de compartir las jornadas de controles de tráfico es un tanto arriesgada y poco adecuada. Sin embargo, (sin intención de defender ni acusar a nadie) parece el intento desesperado de facilitar la localización de los radares y evitar, de esta forma, pagar por girar la cabeza o terminar en Urgencias por un tropiezo inesperado con el trípode y los fotógrafos de verde cuando uno lleva sus miserias a reciclar.

Hagamos memoria… Viernes, 18 de abril, por la tarde. Dos agentes situados en el punto kilométrico 1,5 en la carretera PO-308 (donde estaba colocado un radar), en Pontevedra, imponen un total de diez multas por la “osadía” de los conductores de “girar la cabeza más de 45 grados”. Ninguno de los automovilistas fue consciente de que acababa de ser sancionado porque los agentes no les dieron el alto para informarles. A ninguno de ellos. La polémica se ha desatado hace unos días cuando los automovilistas comenzaron a recibir las multas, que ascienden a 100 euros, y denunciaron como un abuso. Un collarín les habría evitado ese gasto…. ¿No se les habría ocurrido?

Conductores: sonreíd para la foto… ¡si podéis!

Dos agentes sitúan un radar entre contenedores de basura

 

La semana pasada, el martes 3 de junio, Pontevedra volvía a ser noticia. Esta vez la causa era una fotografía insólita. Una imagen que ilustra la idea del cazador, cazado: dos agentes escondidos tras un trípode con una cámara de radar sacaban instantáneas entre los contenedores de basura de la carretera de Mosteiro-Ponte Arnelas. Al parecer, intentaban inmortalizar a todos los conductores que superaran el límite de velocidad de la vía (50 km/h). Eso sí: sin derecho a sonreír para la foto.

En :DriveSmart tienes una Comunidad de buenos conductores a tu lado, ¡únete!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar en nuestro blog